Roland Garros: La polaca Iga Swiatek venció en la final a la italiana Paolini y se quedó con el torneo por cuarta vez

0
22

La actual número uno del mundo agigantó su legado al quedarse con la definición del Abierto Francés al imponerse por 6-2 y 6-1.

Iga Swiatek consolidó su posición como la número uno del mundo al ganar por 6-2 y 6-1 en la final del Roland Garros en la cancha Philippe Chatrier ante la italiana Jasmine Paolini. La victoria le otorgó su cuarto título en el Abierto de Francia.

Swiatek, de 23 años, ya había ganado anteriormente en Roland Garros en 2020, 2022 y 2023. Además, la tenista polaca se coronó en el US Open en el año 2022, destacándose por su consistencia y dominio en torneos de Grand Slam.

Con este resultado, que la proclamó tricampeona del Abierto de Francia, la mejor del planeta acumula 21 triunfos consecutivos en París, ya que su última caída fue en los cuartos de final del 2021. Además, durante esta temporada no pierde desde el torneo de Stuttgart y, entre tanto, ha sumado los de Madrid y Roma, por lo que ya encadena 19 victorias seguidas. El único antecedente previo entre Swiatek y Paolini fue cuando la polaca venciera a la italiana en la primera ronda del US Open de 2022.

Durante su camino el mayor sobresalto fue en la segunda ronda ante la ex número 1, la japonesa Naomi Osaka (7-6, 1-6 y 7-5), donde perdió su único set durante toda la competencia. En los otros compromisos se impuso con autoridad. Superó a la francesa Leolia Jeanjean (6-1 y 6-2), la checa Marie Bouzkova (6-4 y 6-2), la rusa Anastasiya Potápova (6-0 y 6-0), la checa Marketa Vondrousova (6-0 y 6-2), la estadounidense Coco Gauff (6-2 y 6-2) y la de este sábado ante la italiana Jasmine Paolini. Esta victoria convirtió a Swiatek en la jugadora más joven en ganar cinco títulos de Grand Slam en la era moderna del tenis.

Una vez consumada la victoria, la oriunda de Varsovia no pudo contener la emoción en su discurso: “Espero cada año volver aquí. Muchas gracias, los amo. Gracias por apoyarme, por ayudarme a creer que esto podía ser posible. A todos en sus casas, a mi hermana, mi familia y los sponsors por el constante apoyo. Gracias por el apoyo”.

Swiatek también aprovechó la ocasión para felicitar a su contrincante: “Felicitaciones por un torneo increíble, estuve impresionada por cómo jugaste estas dos semanas, especialmente en esta superficie. Espero que tengamos varios partidos como este en las rondas finales”. Además le deseo suerte en la final de dobles junto a Sara Errani contra la estadounidense Coco Gauff y la checa Katerina Siniaková.

Vale destacar que de las 22 coronas de su carrera, cinco las consiguió en este año. Además, se trepó a lo más alto de Roland Garros, al ubicarse entre el lote de máximas ganadoras en Francia en la Era Abierta junto con la belga Justin Henin, por detrás de la alemana Steffi Graf (6) y la norteamericana Chris Evert (7).

La italiana Jasmine Paolini, de 28 años, llegó a la final demostrando un importante avance en su carrera. A lo largo de su trayectoria había participado mayormente en torneos de menor envergadura. Originaria de Castelnuovo di Garfagnana, en Toscana, Paolini todavía tendrá otra oportunidad de disputar una final de Grand Slam al competir en la final de dobles junto a su compatriota Sara Errani el día siguiente.

Anteriormente nunca había superado una segunda ronda de un Grand Slam, alcanzó en el pasado Abierto de Australia los octavos de final, antes de apuntarse en Dubai su primer torneo WTA 1.000. Su gran paso por París le permitirá meterse dentro del top 10 del ranking de la WTA.

“He disfrutado jugar en esta cancha hoy. Tengo que felicitar a Iga. Jugar contra ella en esta cancha era un desafío complicado. Felicito también a todo tu equipo. Eres número 1, ganadora de Grand Slam… Sólo felicitaciones. También quiero agradecer a mi equipo, mi familia, que creyeron en mí”, comenzó su relato la italiana. Y luego, añadió: “Fueron 15 días que han sido de los mejores días de mi vida. Esto no termina hoy, mañana tengo la final de dobles, y lo estoy disfrutando mucho”.

Paolini cerró su discurso afirmando que “fueron 15 días muy intensos. Estoy muy orgullosa de mi y de mi equipo. Estoy muy orgullosa de mi misma, aunque haya perdido”