Confirman la muerte del presidente de Irán, Ebrahim Raisi, tras la caída de su helicóptero

0
70

A bordo de la aeronave también se encontraban el ministro de Asuntos Exteriores iraní y el gobernador de la provincia de Azerbaiyán Oriental. Así lo han informado las agencias Mehr y Tasnim.

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, ha fallecido este domingo, como resultado del accidente que sufrió el helicóptero en el que viajaba, cerca de la frontera con Azerbaiyán, reporta Mehr. La noticia también ha sido difundida por la agencia Tasnim y después confirmada en la cuenta oficial de Raisi en X.

El aparato en el que iba el mandatario tuvo que realizar un aterrizaje forzoso debido a la densa niebla. Asimismo, se informa que también perdieron la vida en el accidente el ayatolá Al Hashem, el ministro de Asuntos Exteriores, Hossein Amirabdollahian; el gobernador de la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental, Malek Rahmati, dos empleados del cuerpo de protección del presidente, un piloto, un copiloto y un oficial técnico.

En este contexto, el exministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif, ha expresado sus condolencias por la muerte de Ebrahim Raisi y de sus acompañantes en la aeronave.

La aeronave formaba parte de un convoy presidencial de tres helicópteros. Los otros dos, que trasladaban a ministros y otros funcionarios, llegaron a su destino sin incidentes.

El lugar del accidente se sitúa en los alrededores de la aldea de Uzi, ubicada en los bosques de Arasbaran. Numerosos equipos de rescate fueron enviados para las labores de búsqueda. El difícil acceso a la zona del siniestro y las malas condiciones meteorológicas han obstaculizado el trabajo de los rescatistas.

Poco antes de que se reportara el accidente, Raisi se reunió con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíyev, en la frontera para participar en la ceremonia de inauguración de unas nuevas obras hidráulicas en el río Araz.

Según el ministro de Interior, Ahmad Vahidi, “el presidente y su séquito regresaban en varios helicópteros después de la inauguración de la presa de Khodaafarin, cuando uno de los helicópteros tuvo que realizar un aterrizaje forzoso debido a las condiciones climáticas”.