Según un informe del INDEC, la industria cayó un 16,6% y la construcción un 37%

0
47

La totalidad de los sectores industriales relevados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos registraron números negativos. El Indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) se desplomó, con impacto sobre el empleo.

El índice de producción industrial manufacturero (IPI manufacturero) de abril registró una caída de 16,6% respecto a igual mes de 2023. De esta manera, el acumulado del primer cuatrimestre de 2024 presenta una disminución de 15,4%, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

De acuerdo al estudio, las 16 divisiones de la industria manufacturera presentaron caídas interanuales. En orden a su incidencia en el nivel general, se registraron disminuciones en “Alimentos y bebidas”, 9%; “Maquinaria y equipo”, 29%; “Productos minerales no metálicos”, 35,2%; “Industrias metálicas básicas”, 19,3%; “Sustancias y productos químicos”, 10,2% y “Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras”, 35%.

También se desplomaron los rubros de “Otros equipos, aparatos e instrumentos”, 35,5%; “Madera, papel, edición e impresión”, 13,7%; “Productos de caucho y plástico”, 22,9%; “Productos de metal”, 18,9%; “Prendas de vestir, cuero y calzado”, 15,4%; “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes”, 13,6%; “Productos textiles”, 26,2%; “Productos de tabaco”, 26,0%; “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear”, 3,3%; y “Otro equipo de transporte”, 4,7%.

La industria alimenticia

El Indec compartió en el informe un análisis de lo ocurrido específicamente en la industria alimenticia, que es la de mayor incidencia sobre el total de la actividad industrial. De acuerdo al estudio, la principal baja dentro de ese sector se produjo en la producción de gaseosas, aguas, sodas, cervezas, jugos para diluir, sidras y bebidas espirituosas, que mostraron una baja interanual conjunta de 27,0%.

“Según referentes del sector, la menor actividad productiva se explica por una baja en la demanda interna. En este sentido, según datos de la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas sin Alcohol (CADIBSA), en el mes de referencia se observa una variación interanual negativa de 18,9% en el volumen de ventas de gaseosas, aguas con y sin gas, aguas saborizadas, jugos, bebidas isotónicas y energizantes. Asimismo, según datos de la Federación Argentina de Destilados y Aperitivos (FADA), se observa una reducción en el volumen de producción de bebidas espirituosas, debido principalmente a la disminución observada en la producción de amargos, bíter y fernet, aperitivos y vermut, y bebidas espirituosas secas”, precisaron.

Se profundiza la crisis de la construcción

El sector de la construcción mantuvo la tendencia negativa en el cuarto mes del año. Según datos publicados por el Indec, el Indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) se contrajo 37,2% en abril, en comparación con el mismo mes del año pasado. Así, el acumulado del primer cuatrimestre muestra una baja del 32%.

Es importante recordar que, además de la recesión económica general, las constructoras enfrentan una fuerte crisis por la decisión del Gobierno nacional de frenar por completo la obra pública.

El mal resultado de la construcción surge del análisis del nivel de demanda registrado sobre los principales materiales del sector. Así, se puede ver por ejemplo una fuerte caída del 60,6% en las ventas de asfalto (material principalmente asociado a la obra pública). También se contrajo la demanda de hierro redondo (-57,5%), mosaicos graníticos y calcáreos (-54,4%), artículos sanitarios de cerámica (-48,1%) y hormigón elaborado (-46,8%), entre otros insumos.

En paralelo, el informe de construcción mide la evolución de otras dos variables que reflejan el nivel de actividad del sector, aunque ambas van con un mes de retraso. Una de ellas es la cantidad de puestos de trabajo registrados y la otra la superficie total autorizada para nuevos desarrollos inmobiliarios. En el primer caso, el Indec informó que hubo una caída del 15,7% en el número total de trabajadores durante el mes de marzo (se contabilizaron 391.637 en total). En el segundo, se midió una fuerte reducción del 37,9%, con 911.576 m2 autorizados en el tercer mes de este año.

El peor resultado desde la pandemia

La crisis que atraviesa la actividad económica en la Argentina es la más profunda desde la salida de la pandemia. Según informó el Indec, el índice desestacionalizado del nivel de actividad de marzo (140,1) fue el más bajo desde diciembre de 2020.

A diferencia de los datos de industria y construcción que informó hoy el Indec, que corresponden a abril, la información oficial sobre la actividad en su conjunto llega hasta marzo. El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) registró una baja del 8,4% en el tercer mes del año, en comparación a igual mes del año pasado. De esa manera, el primer trimestre cerró con una caída en el nivel de actividad del 5,3%, según los datos del Indec.

La retracción de marzo fue la quinta al hilo, tras los malos resultados medidos en noviembre (-0,9%), diciembre (-4,5%), enero (-4,1%) y febrero (-3%). El último resultado positivo se dio en octubre pasado, cuando el EMAE mostró una variación del 1% a favor.

En la medición interanual, seis sectores de actividad que conforman el EMAE registraron subas, entre los que se destacan agricultura, ganadería, caza y silvicultura (+14,1% ia) y explotación de minas y canteras (5,9% ia). Las otras actividades que mejoraron fueron “servicios sociales y de salud” (1%), “enseñanza” (0,9%) y “administración pública y defensa”.

Pero el dato más relevante fue la magnitud de la retracción en los otros 9 sectores analizados por la estadística oficial, algunos de ellos de valor clave para la economía. El mayor desplome se dió en la construcción (-29,9% ia), como producto de la interrupción total de las obras públicas dispuesta por el Gobierno para priorizar el equilibrio de las cuentas públicas.

También se registraron fuertes caídas en industria manufacturera (-19,6% ia), que junto con comercio mayorista, minorista y reparaciones (-16,7% ia) aportaron 6,6 puntos porcentuales a la caída interanual del EMAE. Fue negativo también el desempeño del rubro de “impuestos netos de subsidios” (-11%), “intermediación financiera” (-15,2%), “actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler” (-3,1%), “electricidad, gas y agua” (-7,5%), “transporte y comunicaciones” (-1,4%), “otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales” (-2,7%) y el rubro de “hoteles y restaurantes” (-1,5%).