Demandan a AstraZeneca y al Estado por los efectos de la “vacuna” del Covid, la farmacéutica ya la retiró a nivel mundial

0
72
Una ciudadana argentina reclama $100 millones en una demanda por daños y perjuicios, quedó con una incapacidad del 90%. El laboratorio aceptó en el Reino Unido mediante un documento legal que su formulación “puede, en casos muy raros, causar síndrome de trombosis con trombocitopenia” y enfrenta una demanda colectiva por 125 millones de dólares.

Una mujer presentó en la Justicia Federal la primera demanda contra la compañía farmacéutica inglesa AstraZeneca por efectos adversos asociados a la vacuna contra el Covid-19. El reclamo judicial también apunta contra el Estado por haber autorizado un fármaco que le habría causado cuadriparesia por síndrome de Guillain-Barré.

La demandante que vive en la ciudad cordobesa de Coronel Moldes presentó la denuncia en los tribunales de Río Cuarto. Ahora, la Justicia Federal debe resolver si es competente.

La mujer reclama $100 millones en una demanda por daños y perjuicios

La demandante que recibió tres dosis de AstraZeneca, afirma que sintió “calambres fuertes y flojedad en las piernas” de inmediato. También sostiene que al otro día no tenía fuerzas para levantarse de la cama, sin la ayuda de su pareja, y que su médico le dijo que podía ser un efecto adverso de la dosis.

Como los síntomas se reiteraron, fue derivada a Río Cuarto, a principios de enero de 2022, ya que se le dormían los brazos y tenía un movimiento limitado de piernas, además de los dolores.

Finalmente, un neurólogo le diagnosticó el síndrome de Guillain-Barré con cuadriparesia. En ese momento, presentaba una incapacidad del 90%. Actualmente, todavía está con rehabilitación y tiene que movilizarse con un andador.

Una junta médica revisó su caso y determinó incapacidad laboral del 75,6%. También afirmaron que fue por la aplicación de la vacuna hecha por el laboratorio y la Universidad de Oxford.

LOS CASOS EN EL REINO UNIDO

La farmacéutica inglesa AstraZeneca confirmó, finalmente, que va a retirar su inmunizante para el COVID en todo el mundo, informó el periódico The Telegraph.

El laboratorio había admitido en documentos legales, publicados por la prensa británica, que su vacuna contra el COVID-19 podría inducir un efecto secundario raro.

La declaración se produjo luego de que se presentara una demanda colectiva en el Reino Unido contra la empresa, donde se alega que el fármaco, producto de la colaboración entre esa compañía farmacéutica y la Universidad de Oxford, sería la causa de lesiones graves en un número limitado de casos.

La solicitud de retirada de la vacuna se presentó el 5 de marzo y entró en vigor este martes, añade el informe.

La demanda a AstraZeneca por reacciones graves a las personas

La demanda argumenta que el inoculante provocó una reacción adversa grave en algunas personas, que afectó de manera devastadora a varias familias.

Este reconocimiento por parte de AstraZeneca podría sentar las bases para un acuerdo de compensación de hasta 100 millones de libras esterlinas (unos 125 millones de dólares) para los demandantes, informó The Telegraph.

La vacunación fue y sigue siendo una herramienta crucial en la lucha contra el COVID-19. Existen múltiples fabricantes, incluido AstraZeneca, que distribuyeron dosis a nivel global en el marco de la emergencia sanitaria y fue un actor importante en la prevención de hospitalizaciones y muertes.

El mencionado diario indicó que en un primer momento el laboratorio rechazó las afirmaciones, pero luego, en febrero último, aceptó, en un documento legal que presentó ante el Tribunal Superior que su formulación “puede, en casos muy raros, causar TTS”, es decir, síndrome de trombosis con trombocitopenia, que provoca que las personas tengan coágulos de sangre y un recuento bajo de plaquetas en sangre.

El Tribunal Superior del Reino Unido recibió la presentación de 51 casos de personas que afirman haber sufrido estos cuadros o sus familiares.