Lula asumió su tercer mandato en Brasil con un gabinete XL de 37 ministros y “diverso” ideológicamente

0
266

El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva que se inició este domingo tiene un récord de 37 ministerios, de los cuales 11 estarán comandados por mujeres, pero en el gabinete, con representantes de nueve partidos, estará también la búsqueda por la correlación de fuerzas que el Poder Ejecutivo necesitará para lograr mayorías para sus proyectos en el Congreso.

Foto: Twitter LulaOficial, fotografía: Ricardo Strucker

Con Lula regresó el presidencialismo de coalición que había sido dado por muerto con la Operación Lava Jato y el ascenso de Jair Bolsonaro en 2018, sobre todo porque la verdadera discusión estará en cómo responderán los partidos socios en el Poder Ejecutivo en los votos necesarios en el Congreso.

Es por ello que Lula incluyó novedades, como la creación del Ministerio de los Pueblos Originarios, con una dirigente indígena como ministra, Sonia Guajajara, pero también abrió la puerta a la derecha del partido Unión Brasil, que tiene un ala bolsonarista que obtuvo nada menos que las carteras de Comunicaciones, Turismo e Integración Nacional.

Dos “ministras estrellas” se destacan por el apoyo que dieron en el balotaje: la tercera colocada en las elecciones, con el 4,2% de los votos, Simone Tebet, del Movimiento de la Democracia Brasileña (MDB), se quedó con Planificación, encargado de discutir y distribuir el presupuesto y de las sociedades público privadas, mientras que Marina Silva, de Rede, regresa al Ministerio de Medio Ambiente tras haberse ido con un portazo en 2007.

Después de una gran puja de Lula con el llamado mercado financiero, que presionaba para colocar a un ortodoxo del sector en el Ministerio de Hacienda, el líder del Partido de los Trabajadores optó por mantener el control de las finanzas.

Allí estará su mano derecha y consejero Fernando Haddad, exministro de Educación, exintendente y exsecretario de Finanzas de San Pablo.

La victoria de Lula estuvo basada en la ciudad de San Pablo, en el estado de Minas Gerais, el Gran Río de Janeiro y la región del norte amazónico y noreste. Esta ecuación, más la política de alianzas, le llevó a Lula dos meses para nombrar ministros.

Dos de los campeones de votos para Lula del PT obtuvieron premios en el alto escalón: Haddad y los exgobernadores de Bahía, Rui Costa, que será el jefe de gabinete, y de Ceará, Camilo Santana, titular de Educación.

Lula da Silva llegando al Planalto en Brasilia

El PT obtuvo 10 de los 37 ministerios, mientras que consiguieron tres cada uno el MDB, Unión Brasil, el Partido Socialista Brasileño del vicepresidente Geraldo Alckmin y el Partido Social Demócrata (PSD) del dirigente Gilberto Kassab, mientras que otros 11 no tienen filiación partidaria. El Partido Democrático Laborista tiene uno, Previsión Social, la misma cantidad que el PSOL y Rede.

El acuerdo con Unión Brasil se logró a última hora el jueves pasado, con la negociación del senador Davi Alcolumbre, un exaliado de Bolsonaro: este pacto llevó a que Lula anunciara que será el ministro de Comunicaciones Juscelino Filho, diputado del estado de Maranhao que fue un impulsor del impeachment de la expresidenta Dilma Rousseff y un defensor de la detención del futuro presidente en 2018.

Además de vicepresidente (un cargo que en Brasil no otorga la presidencia del Senado), Alckmin será ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, por su tránsito como exgobernador paulista con los principales capitanes del empresariado del estado de San Pablo, principal motor de la economía del país.

El canciller será el exembajador en Buenos Aires Mauro Vieira, diplomático de carrera que fue recomendado por el exministro Celso Amorim, quien será un asesor personal de Lula. Vieira ganó puntos porque siendo de la familia del Palacio de Itamaraty se levantó contra la detención de Lula cuando ello significaba una amenaza contra su carrera, al punto que recaló en la embajada de Croacia durante el bolsonarismo.

Lula le otorgó al Partido Socialismo y Libertad el Ministerio de Pueblos Originarios y puso en Justicia y Seguridad a Flavio Dino, del PSB, exgobernador del estado nordestino de Maranhao y un exjuez, que es una de las banderas del garantismo contra la Operación Lava Jato y el exjuez Sérgio Moro.

En Derechos Humanos, Lula ubicó al filósofo y abogado del movimiento negro Silvio Almeida, una de las figuras más respetadas de Brasil en el área tanto a nivel nacional como internacional.

La siguiente es la lista completa de los ministros que asumirán el gabinete.

Del PT:

Jefe de Gabinete: Rui Costa, exgobernador de Bahía.

Hacienda: Fernando Haddad, exintendeete de San Pablo y exministro de Educación, excandidato presidencial en 2018, excandidato a gobernador de San Pablo.

Secretaría de Relaciones Institucionales: Alexandre Padilha, diputado, exministro de Salud.

Secretaría General de la Presidencia: Marcio Macedo, vicepresidente del PT.

Educación: Camilo Santana, exgobernador de Ceará.

Mujeres: Cida Gonçalves, exsecretaria de Lucha contra la Violencia contra las Mujeres.

Desarrollo Social: Wellington Dias, senador y exgobernador de Piauí.

Trabajo: Luiz Marinho, exintendente de Sao Bernardo do Campo.

Desarrollo Agrario: diputado Paulo Teixeira..

Comunicación Social: Paulo Pimenta, periodista y diputado.

Del MDB:

Planificación: senadora Simone Tebet

Ciudades: Jader Barbalho Filho, hermano del gobernador de Pará, Helder Barbalho.

Transportes: Renan Calheiros Filho, exgobernador de Alagoas.

PSB:

Desarrollo, Industria y Comercio Exterior: vicepresidente Alckmin, exgobernador de San Pablo.

Puertos y Aeropuertos: Marcio França, exgobernador de San Pablo.

Justicia y Seguridad: Flavio Dino, exgobernador de Maranhao

Unión Brasil:

Turismo: Daniela do Waguinho, diputada federal de Río de Janeiro.

Comunicaciones: Juscelino Filho, diputado federal.

Ministerio de Integración y Desarrollo Regional: Waldez Goes: gobernador saliente de Amapá.

PSD:

Agricultura: Carlos Favaro, senador y productor rural de Mato Grosso

Pesca: André de Paula, diputado federal.

Minas y Energía: senador Alexandre Silveira, dirigente de Minas Gerais.

PDT:

Previsión Social: Carlos Lupi, presidente del PDT del candidato derrotado Ciro Gomes.

PSOL:

Pueblos Indígenas: Sonia Guajajara, dirigente indígena, diputada electa.

Partido Comunista do Brasil:

Ciencia y Tecnología: Luciana Santos, vicegobernadora de Pernambuco

Rede:

Medio Ambiente: diputada electa Marina Silva, exministra del área entre 2003 y 2007, excandidata presidencial en 2014.

Sin actuación partidaria:

Defensa: José Mucio, exministro del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU).

Abogacía General de la Unión (AGU): Jorge Messias, exfiscal de la Hacienda Nacional y exfuncionario de Dilma Rousseff.

Gestión: Esther Dweck, economista y profesora de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

Salud: Nísia Trindade, científica y presidenta de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz).

Cultura: Margareth Menezes, cantante y compositora, gestora cultural y líder del movimiento afrobahiano.

Igualdad Racial: Anielle Franco, periodista, hermana de Marielle Franco, concejal asesinada en Río de Janeiro en 2018.

Derechos Humanos: Silvio Almeida, abogado y referente del movimiento negro

Relaciones Exteriores: Mauro Vieira, exembajador en Buenos Aires

Controladuría General: Vinicius Marques de Carvalho, expresidente del órgano de la competencia, Cade.

Deportes: Ana Moser, exjugadora de vóleibol, medallista olímpica, activista del deporte inclusivo.

Gabinete de Seguridad Institucional: Marco Edson Gonçalves dias, general retirado.