Reino Unido: El laborismo arrasó en las elecciones en Gran Bretaña y el Sinn Féin fue el mayor partido en Irlanda del Norte

0
34

Encabezados por su líder, Keir Starmer, los laboristas lograron una victoria aplastante este jueves en las elecciones legislativas británicas, que ponen fin a 14 años de gobierno conservador. En el norte de Irlanda, los nacionalistas republicanos del Sinn Féín fueron por primera vez la primera fuerza en elecciones al Parlamento Británico.

El Reino Unido vivió el jueves una histórica jornada con la celebración de unas nuevas elecciones legislativas, donde los laboristas lograron una victoria que pondrá fin a 14 años de gobiernos conservadores.

De esta manera, los laboristas de Keir Starmer obtuvieron 412 de los 650 escaños de la Cámara de los Comunes, con una holgada ventaja sobre los conservadores del primer ministro Rishi Sunak, castigados por los votantes, que obtuvieron 121, su peor resultado en unas elecciones desde el inicio del siglo XX.

Otra victoria -aunque en menor medida- fue para el partido de la extrema derecha liderado por Nigel Farage e impulsor del Brexit, Reform UK, quienes harían una entrada en el Parlamento con 5 escaños, quedando detrás del Partido Liberal Demócrata (centro), que obtendría 71.

Además, los independentistas escoceses, terceros en las elecciones de 2019, sufrirían un duro revés con nueve escaños ganados en las 57 circunscripciones en que concurrían.

 El Sinn Féin, partidario de la unificación de la isla de Irlanda, se convierte por primera vez en el partido norirlandés mayoritario en la Cámara de los Comunes británica, con sus siete escaños conseguidos en las elecciones del jueves.

Con este hito, el antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) se consolida como la primera formación en los ayuntamientos y el Parlamento de Irlanda del Norte así como en la cámara baja del Parlamento de Londres.

Como es su costumbre, los diputados del Sinn Féin no asumen sus escaños en Westminster, por lo que no contribuyen ni votan en los debates legislativos.

Aunque obtuvo el mismo número de escaños que en los comicios de 2019, el partido liderado por Mary Lou McDonald se benefició de la caída del antaño más poderoso Partido Democrático Unionista (DUP), sacudido recientemente por el procesamiento de su ahora exlíder, Jeffrey Donaldson, por presuntos delitos sexuales.

De 8 escaños en 2019, el probritánico DUP se queda con cinco, en un momento en que los conservadores británicos, sus antiguos socios, sufrieron también una derrota histórica.

La caída más destacada entre los unionistas fue la de Ian Paisley, que perdió el escaño por North Antrim cuyo padre del mismo nombre ganó en 1970.

McDonald dijo que el Sinn Féin quiere “construir una relación constructiva con el nuevo Gobierno laborista” británico y deseó que éste respete las condiciones del Acuerdo de paz que su antiguo líder Tony Blair firmó en 1998.