Con una inversión de US$ 660 millones, Ford inicia producción de una nueva Ranger en su planta de Pacheco

0
231

El ministro de Economía, Sergio Massa, encabezó esta tarde el acto en el que la automotriz Ford anunció la producción del nuevo modelo de las camionetas Ranger en la planta que posee en el partido bonaerense de General Pacheco, a partir de una inversión de 660 millones de dólares.

“Venir a poner en marcha este proyecto para transformar esos 660 millones de dólares de inversión en realidad, en camionetas que se van a producir todos los días acá en Argentina, nos llena de una enorme satisfacción”, destacó Massa.

El ministro puntualizó que el nuevo modelo Ranger “no va solamente a abastecer el mercado interno”, sino que “va a abastecer el mercado regional” y permitir que “siete de cada diez vehículos de los que se producen en esta planta sean trabajo argentino vendido al mundo, y que se hace a partir de la construcción de una política de Estado”.

“Lo que están poniendo en marcha no es solamente un proyecto de trabajo, no son fuentes de trabajo para trabajadores de Escobar, de Tigre y de toda nuestra región. No es solamente la fabricación de esta hermosa camioneta que empieza hoy a producirse acá. Es mucho más. Cada proyecto que agrega valor, que genera reservas nos hace más fuertes como Nación”, sostuvo el titular del área económica.

Asimismo, sostuvo que “el camino de la Argentina es el de vender trabajo de nuestra gente al mundo, para no depender de nadie, para no tener que pedir prestado, para no andar como mendigos, sino simplemente para hacer valer nuestra fuerza, nuestro esfuerzo y nuestra inversión”.

Massa encabezó el acto en el que la firma automotriz presentó el nuevo modelo de la pick-up Ranger, junto con el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren; los presidentes de Ford Sudamérica, Daniel Justo, y Ford Argentina, Daniel Galdeano; y el secretario general de Smata, Ricardo Pignanelli.

De Mendiguren agradeció “la decisión política de Sergio Massa de encarar un modelo de desarrollo” y lo comparó con el expresidente Arturo Frondizi, al sostener que el actual ministro “piensa parecido”.

“Ayer pusimos en marcha un régimen para impulsar la fabricación de nuevos modelos con plataformas locales para toda la región. Hoy estamos anunciando la reglamentación de la Ley de Inversiones para el sector automotriz y autopartista para toda la cadena”, señaló el secretario.

De Mendiguren resaltó que “esta política sectorial potente, que ya muestra los resultados concretos de producción, de exportación, de empleo, se enmarca en una política general de desarrollo que Sergio Massa ha condensado en el Plan Argentina Productiva 2030 y muestra el camino para duplicar nuestras exportaciones, crear 100 mil empresas nuevas, y más de 3 millones y medio de puestos de trabajo formales privados en los próximos dos períodos presidenciales”.

“Hoy, con esta planta, no estamos teorizando esto sino demostrándolo. Una Argentina desarrollada es posible y la estamos haciendo”, finalizó De Mendiguren.

Por su parte, Justo explicó que “la Ranger es el producto más importante” en la estrategia de Ford en Sudamérica.

“Nuestro objetivo de crecer en todos los mercados de la región explica la magnitud de nuestra inversión en Planta Pacheco para fabricar la próxima generación de Ranger que va a redefinir el segmento de pick ups medianas en Sudamérica”, indicó el ejecutivo brasileño.

A su turno, Galdeano remarcó que la planta de Pacheco “fue rediseñada totalmente” para la fabricación del nuevo modelo y que todo el proceso contará con “100% de energía de fuentes renovables”.

Por su parte, Pignanelli recordó las adversidades que los trabajadores debieron afrontar en la pandemia y tuvo palabras de agradecimiento a Massa, a quien le deseó que “pueda seguir sacando adoquines de la mochila” para que los argentinos “salgamos adelante”.

La empresa también precisó que el proyecto de inversión de Ford para fabricar la nueva generación de Ranger en Argentina, además de la completa transformación de su planta, contempló a su vez un incremento de 70% de la capacidad instalada para poder producir 110.000 pick-ups por año.

Asimismo, contempla un plan de localización de autopartes al que se destinó alrededor del 30% de la inversión, y la fabricación de una nueva familia de motores.