Patricia Bullrich: “No queremos que nos metan por la ventana a los que no quieren cambiar absolutamente nada”

0
219

Las nuevas declaraciones de Bullrich se conocen en medio de las tensiones en el interior de la coalición opositora por la intención de su contrincante en la interna del PRO, Horacio Rodríguez Larreta de sumar a nuevos dirigentes al espacio, como Schiaretti.

La precandidata presidencial del PRO, Patricia Bullrich, sostuvo que no quiere que Juntos por el Cambio “se convierta en una herramienta para que nada cambie” y rechazó la posibilidad de que sean metidos “por la ventana” quienes “no quieren cambiar absolutamente nada”, en una nueva negativa a la eventual incorporación del gobernador cordobés, Juan Schiaretti, a la coalición opositora.

“No vamos a entregar ese espíritu de lucha de los cordobeses que han apoyado nuestro proyecto siempre. Mi acuerdo es con el pueblo y mi compromiso es liderar con coraje y convicción un cambio profundo y verdadero, un cambio en serio, un cambio con la gente”, expresó Bullrich en un posteo en Twitter que realizó anoche, tras una visita a La Matanza.

“No quiero un cambio partidocrático, de políticos con políticos. No quiero que Juntos por el Cambio deje de ser una fuerza del cambio. Juntos por el Cambio es la fuerza del cambio. Nosotros somos los primeros que vamos a defender Juntos por el Cambio y no queremos que Juntos por el Cambio se convierta en una herramienta para que nada cambie”, sostuvo la titular del PRO en uso de licencia.

En ese sentido, agregó: “Vamos al cambio. No queremos que nos metan por la ventana los que no quieren cambiar absolutamente nada”.

En declaraciones a C5N, la precandidata presidencial añadió que no va a “opinar más del tema” al ser consultada sobre la posible incorporación de Schiaretti.

Y subrayó: “No quiero discutir más de Schiaretti. Estoy con los cordobeses nuestros que están dando una batalla”, en referencia a Rodrigo De Loredo, candidato a intendente de la capital provincial, y Luis Juez, postulante a gobernador.

Además, ratificó que estar “absolutamente convencida” al igual que sus equipos económicos de que si no sacan el cepo, “Argentina no arranca”.

Sobre las declaraciones de la líder la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien advirtió que el expresidente Mauricio Macri “quiere una alianza con (el diputado Javier) Milei para hacer un ajuste brutal con represión”, Bullrich sostuvo que no le va “a contestar” y lo consideró “totalmente fuera de lugar”.

La incorporación del diputado y economista José Luis Espert -que se formalizó esta mañana con una foto- permitió exhibir un gesto de distensión en la batalla que mantienen los sectores referenciados en los precandidatos presidenciales del PRO, Larreta y Bullrich, que coincidieron ayer en celebrar el desembarco del líder de Avanza Libertad en la coalición opositora aunque persisten las diferencias en torno a la incorporación del gobernador cordobés.

En su posteo de anoche, Bullrich agregó también: “Y a los del otro bando, que nos dicen que nos van a sacar en helicóptero, que nos van a poner piquetes todos los días, les decimos: Nosotros tenemos, no solo coraje, quienes vamos a gobernar, sino que tenemos un pueblo coraje que va a salir a defender el cambio en la Argentina”.

La exministra de Fernando de la Rúa y de Mauricio Macri también dirigió un mensaje a los votantes, a quienes les ratificó su “compromiso” y con quienes afirmó que busca un “acuerdo”.

“No es un compromiso con los políticos, con los punteros, con los amigos del poder. Es un acuerdo con la gente. Este acuerdo, mi acuerdo, es con las madres del paco, que perdieron a sus hijos por la droga”, escribió.

Así, prometió acordar con “los dueños de comercios y de pymes, que están a solo un juicio laboral de ser embargados y de perder todo lo que invirtieron y dieron como trabajo” y con los “trabajadores que todos los días madrugan para ganarse el pan y llevarlo a su mesa, con los jubilados que cobran la mínima, mientras Cristina cobra millones”.

Asimismo, habló de su “acuerdo” con “aquellos que gastan la mitad de su sueldo en un alquiler y no acceden a una vivienda” con “el campo, con todos los ciudadanos que viven en el conurbano, que sufren la inseguridad, que sufren el narcotráfico”, y con “los millones de argentinos que ya no dan más”.