MiPyMEs: Mejoran las condiciones de descuento para las Facturas de Crédito Electrónicas

0
192

El BCRA puntualizó que “con la reglamentación del Sistema de Circulación Abierta (SCA) de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyME a través de las entidades bancarias, las MiPyMEs pueden transmitir y descontar la FCEM de forma rápida y sencilla desde su cuenta bancaria”.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) resolvió este jueves mejorar las condiciones de descuento de las Facturas de Crédito Electrónicas MiPyME (FCEM), lo que permitirá a las entidades financieras trasladar los beneficios a las pequeñas y medianas empresas.

En un comunicado, la autoridad monetaria señaló que “la medida se suma a otras ya dispuestas por el BCRA, con el objetivo primordial de ampliar las alternativas de financiación para las MiPyMEs y, en el caso concreto de la FCEM, de incrementar y facilitar su uso con una operatoria más sencilla y afín a la práctica diaria de las medianas y pequeñas empresas”.

El comunicado destaca que “estas operaciones se pueden realizar a través de una pestaña habilitada para las MiPyMEs en su home banking. Las transmisiones son gratuitas y las entidades financieras no pueden cobrar comisiones. Ahora, al permitir que las entidades financieras que descuenten estos instrumentos las consideren como crédito, se mejora las condiciones financieras que reciben las MiPyMEs”.

La entidad remarcó que “el uso de la FCEM por parte de las MiPyMEs registra una tendencia creciente. La cantidad de Facturas de Crédito Electrónicas que utilizaron las pequeñas y medianas empresas como herramienta para financiarse creció en el último año un 34% en promedio mensual”.

Desde su vigencia en abril de 2021, aproximadamente 1.300.000 FCEM pasaron al SCA. Es decir, el 62% de las FCEM aceptadas fueron puestas a disposición en el home banking de las pequeñas y medianas empresas emisoras para su gestión y cobro mediante compensación interbancaria.

El impulso a la Factura de Crédito Electrónica MiPyME forma parte de un trabajo conjunto entre la AFIP, el Banco Central y la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores del Ministerio de Desarrollo Productivo.