Las ventas minoristas pyme bajaron 0,9% anual en febrero

0
314

Así surge del Índice de Ventas Minoristas Pymes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), elaborado en base a su relevamiento mensual entre 1.135 comercios minoristas de todo el país, realizado entre el 31 de enero y 3 de febrero.

Las ventas minoristas pymes cayeron 0,9% en febrero frente al mismo mes del año pasado, medidas a precios constantes, y acumulan un descenso de 0,6% en los primeros dos meses del año. También en la comparación mensual los comercios vendieron en febrero un 0,6% menos que en enero.

Las ventas del mes se concentraron mayoritariamente en bienes y servicios vinculados al sector turismo. Además, en febrero se registró un fuerte aumento en los precios de los Alimentos con su máximo exponente en la dinámica de la carne vacuna, con subas mensuales que promediaron el 25%, que redujeron la capacidad de compra para otros productos.

Análisis sectorial

En la comparación anual, de los siete rubros relevados en febrero, crecieron Farmacia (+7,9%), Alimentos y Bebidas (+2,6%) y Perfumerías (+1,7%).

En cambio, se retrajeron Textil e Indumentaria (-11%), Bazar, decoración, textiles del hogar y muebles (-3,4%), Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción (-1,1%) y calzados y marroquinería (-0,8%).

Alimentos y bebidas

Las ventas en febrero crecieron 2,6% anual, pero declinaron un 1% mensual, a precios reales. En los primeros dos meses del año acumulan un aumento de 3,1%. Los más complicados fueron quienes vendieron productos frescos, especialmente cárnicos y sus derivados, y frutas, que tuvieron subas de precios fuertes en el mes y los negocios no pudieron trasladar al público completamente para no frenar las ventas.

“Se vendió mucho, pero se requirieron más horas de trabajo para obtener una rentabilidad igual a enero. Esto es consecuencia del aumento de los precios y no poder trasladarlo en forma proporcional al precio de venta”, dijeron desde una panadería de la ciudad de Mar del Plata, en Provincia de Buenos Aires.

“La inflación golpea a los comercios, todo el tiempo están aumentando los precios, se vende bien, pero se gana mal”, comentaron desde un almacén de San Miguel de Tucumán.

Bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles

Las ventas cayeron 3,4% anual y 3,1% mensual, a precios constantes. En los primeros dos meses del año suman una retracción de 1,9%. Fue un mes con algunas disparidades en los resultados. Las mueblerías en “ciudades universitarias” como Rosario, Córdoba, La Plata, Mendoza, Paraná o Ciudad de Buenos Aires, reportaron buenos niveles de ventas muy orientadas al amoblamiento de departamentos de jóvenes estudiantes. El resto, en general, no tuvo un buen mes y se manifestó afectado por el feriado de Carnaval y la inflación.

“Los feriados de febrero afectaron la venta, la gente decidió priorizar otras compras al parecer y se notó porque vendimos poco”, manifestaron desde una mueblería de la ciudad de San Benito, en Entre Ríos.

“Los estudiantes comenzaran a amoblar los departamentos, y a nosotros nos favoreció, nos aumentaron las ventas debido a eso”, confiaron desde una casa de decoración de la ciudad de Córdoba.

Calzado y marroquinería

Las ventas del mes disminuyeron 0,8% anual pero se incrementaron 1,8% mensual, a precios reales. En el primer bimestre 2023 acumulan una caída de 1,6%. El sector tuvo un mes dinámico por el inicio del ciclo lectivo, y se espera que en marzo incidan el comienzo de las actividades deportivas y de las reuniones formales y laborales que generar un mejor clima de demanda. Pero aun así los comercios señalan que no será fácil remontar si no mejora el poder adquisitivo de la gente.

“En los últimos quince días hubo mucho movimiento por el regreso a clases y se trabajó similar a febrero del año pasado”, contaron desde una tienda de deportes de San Salvador de Jujuy.

“Se vendieron muchos menos pares que años anteriores para este inicio de clases, esperamos repuntar en marzo”, expresaron desde una casa de calzado escolar de la Ciudad de Buenos Aires.

Farmacia

Las ventas en febrero aumentaron 7,9% anual, pero retrocedieron 2,5% mensual, a precios constantes. En los primeros dos meses del año llevan un alza de 9,3%. Se reportaron más faltantes de medicamentos que en enero y una mayor preferencia hacia los genéricos para compensar las subas de precios. Algunos encuestados comentaron que febrero y enero fueron similares y la diferencia en la variación negativa mensual estuvo en el cierre de algunos días por vacaciones del segundo mes del año y al calor, que sacó más gente de las calles de lo habitual.

“Se están vendiendo los medicamentos genéricos con precios más económicos y con tarjetas de crédito”, contó el dueño de una farmacia de San Martín, en el Gran Buenos Aires.

“La venta de medicamentos funciona bien, los altibajos son más por la falta de remedios porque las droguerías no entregan, o porque nos suben los precios constantemente”, se lamentó la propietaria de una farmacia en la ciudad de Comodoro Rivadavia en la provincia de Chubut.

Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción

Las ventas disminuyeron 1,1% anual (a precios constantes) y 1,5% en la comparación mensual. Entre enero y febrero acumulan un declive de 0,3%. En el sector destacan que la demanda está baja porque los precios quedaron altos. La gente compra lo necesario, demora arreglos y recambios. En febrero hubo menos faltantes que en enero, en parte porque los negocios están decidiendo invertir en stock para evitar faltantes temporales.

“Con respecto al año pasado se vendió mucho menos, la gente quiere comprar, consulta, pero los precios tiran atrás las ventas”, dijo un empresario de la ciudad de Paraná, en Entre Ríos.

“Los feriados y las compras por el comienzo de clases afectaron mucho las ventas en nuestro rubro, recién en abril pensamos que se va a reactivar”, respondió a la consulta la socia de un negocio de la ciudad de Salta.

Textil e indumentaria

Las ventas cayeron 11% anual, pero crecieron 3,9% mensual, a precios reales. En este bimestre del año llevan una baja de 12,7%. La buena noticia del mes fue que los precios se mantuvieron más estables, con pocos ajustes. La mala, es que la demanda no repunta. Para el consumidor promedio la ropa quedó “cara” en relación a su ingreso.

“La escasez de productos importados de accesorios, indumentaria y calzado deportivo ha llevado a la caída más drástica en la actividad de la que tenga recuerdo. No existe oferta nacional para suplir estos productos y los proveedores priorizan a un par de grandes cadenas en detrimento de los comercios más chicos, entonces lo poco que ingresa al país se comercializa en esas cadenas”, reflexionó el dueño de un local de productos deportivos de San Rafael, en Mendoza.

“Febrero estuvo flojo, pero en los últimos días del mes repuntó por el inicio de las clases”, comentó la dueña de un local de ropa para niños en la ciudad de Santiago del Estero.

Perfumería

Las ventas mejoraron 1,7% anual en febrero, pero se redujeron 3,4% en la comparación mensual. En los primeros dos meses del año crecieron 3,5% frente a los mismos meses del 2022. Los comercios consultados contaron que la venta de perfumes, que suele ser uno de los productos fuertes, fue muy baja, en parte porque hay pocas variedades y falta el importado. Pero se compensó con otros artículos.

“Se venden muy bien productos económicos y necesarios, como jabones, shampoo, desodorantes, maquillajes, delineadores; lo demás, poco, por ejemplo, los perfumes en febrero casi no salieron”, dijeron desde una perfumería de la ciudad de La Rioja.

“En febrero lanzamos ofertas y campañas por redes que nos levantaron las ventas, sabíamos que iba a ser un mes complicado por la semana de Carnaval, las vacaciones, el calor, el fin de semana largo, pero quedamos satisfechos, los turistas ayudaron a salvar el mes”, relataron desde un negocio de la ciudad de Misiones.