El ente regulador elabora un informe por los incumplimientos de Edesur y podría avanzar el análisis para la rescisión de su contrato

0
176

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) elevará un informe sobre el servicio de Edesur a la Secretaría de Energía con el objetivo de evaluar la posible rescisión del contrato de concesión de la distribuidora eléctrica, debido a que los “incumplimientos contractuales” de la empresa “son crónicos y severos”, se informó hoy oficialmente.

“Hemos iniciado el proceso de revisión de todos sus desvíos contractuales, habida cuenta de que notamos una concurrencia semanal de eventos que dejan sin servicio a cientos de miles de usuarios”, dijo el interventor del ENRE, Walter Martello.

“Las excusas se han terminado y ha llegado el tiempo de examinar los desvíos contractuales”, remarcó el funcionario.

“Los elevaremos a la Secretaría de Energía y a las autoridades políticas para que a partir de nuestro informe determinen las acciones a seguir que podrían determinar o no la causal de rescisión de su contrato”, señaló Martello, tras lo cual remarcó que “está claro que sus incumplimientos contractuales son crónicos y severos para la gente que los padece”.

El interventor del ENRE dijo que “las explicaciones de la empresa no tienen fundamentos”, y remarcó que “es una situación crónica que se viene repitiendo hace muchísimos años”.

A su criterio, “lo que falta es inversión y está claro que independientemente del nivel tarifario que han tenido, no han cumplido con las inversiones”.

“En los años en que los incrementos fueron de 2.500% también hubo cortes masivos, en algunos casos llegaron a 800.000 usuarios sin servicios y ahí tenían tarifa plena”, subrayó Martello.

Señaló que desde el ENRE se convocó “a una audiencia pública hace un mes y estamos por publicar el cuadro tarifario”, por lo cual consideró que “ni siquiera tienen la excusa para decir ‘no podemos invertir en 2023 porque no hay tarifas’, porque las va a haber”.

Acerca de las sanciones que se aplican a las empresas por los incumplimientos, dijo que “la gente quiere luz, no quiere sanciones, pero es nuestra obligación hacerlo”.

“De septiembre a la fecha le hemos aplicado a las distribuidoras más de $ 2.000 millones en sanciones, casi el 80% de ellas a la empresa Edesur. Ese nivel de sanciones es histórico para el ENRE”, detalló el funcionario.

Por su parte, el secretario general de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (Apsee), Carlos Minucci, reiteró la necesidad de que el Estado se haga cargo de la concesión de Edesur.

“Nosotros aportamos nuestro grano de arena que es elevar un anteproyecto de ley para que se nacionalice la concesión de Edesur y el Estado se haga cargo del servicio para volver a ponerlo de pie”, indicó Minucci.

Señaló que “en estos días de intenso calor hemos sufrido cortes y no se ha dado abasto”.

“Tenemos grandes cortes de luz, subestaciones y centrales que se caen, cables que no aguantan la temperatura”, precisó el dirigente gremial.

En este contexto, Minucci aseguró que “esto es producto de 30 años de la privatización hasta hoy donde no hubo inversión, se dedicaron a la timba financiera y no a arreglar el servicio eléctrico”.

Ayer, la secretaria de Energía, Flavia Royon, advirtió que “no nos va a temblar el pulso si eso implica tener que terminar el contrato de concesión del servicio de distribución eléctrica a cargo de la empresa Edesur”.

“Tenemos reportes que cientos de familias llevan días sin electricidad. Tienen una cosa en común, son todas clientes de Edesur. Acabo de instruir al ENRE para que inicie las actuaciones administrativas correspondientes para solucionar de forma inmediata, y definitiva, este tipo de situaciones que se repiten año tras año”, manifestó Royon en publicaciones en la red social Twitter.

La funcionaria expresó que “en forma inmediata el ENRE instruirá a reforzar las cuadrillas para restaurar el servicio e iniciará la auditoría del cumplimiento del plan de verano presentado”.

El área de concesión de Edesur abarca la zona sur del Gran Buenos Aires y gran parte del sur y el oeste de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.