Con un pedido de unidad hacia el interior de Juntos por el Cambio, Carrió confirmó su precandidatura presidencial

0
200

La líder de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, reafirmó este miércoles que se postulará como precandidata a presidente para competir en las elecciones primarias dentro de la coalición opositora, mientras que el radical Mario Negri le pidió a Mauricio Macri que apure su determinación respecto de si será candidato ya que su indefinición “no le hace bien a la coalición ni a los argentinos”.

“En la Coalición Cívica va a haber candidata y la candidata voy a ser yo”, aseguró Carrió esta mañana en diálogo con radio Mitre y agregó: “Yo pretendo que haya una gran oferta electoral en materia presidencial y de gobernadores, y unidad para las listas de legisladores”.

“Yo soy candidata para garantizar la unidad, no pretendo ganar, pretendo que no haya un debate a muerte en Juntos por el Cambio”, dijo también Carrió, quien junto a Mauricio Macri y Ernesto Sanz fue una de las fundadoras de Cambiemos.

A fines de enero, Carrió ya había anticipado que estaba dispuesta a ser candidata para “lograr la unidad” de la coalición opositora.

“Sería candidata a Presidente”, dijo la exdiputada en enero, sobre la posibilidad de “revisar” su jubilación política con la intención de “ampliar la oferta electoral y que la gente decida quién quiere que gobierne el país”.

De esta manera, Carrió vuelve al ruedo de las candidaturas luego de haber anunciado en varias oportunidades que se retiraba de la vida política.

En octubre de 2019 había declarado que no iba a estar más en política, aunque siempre continuó siendo la figura más gravitante y fuente de consulta permanente de su espacio político.

También había anunciado otros “retiros” de la política activa tanto en 2007 como en 2016, mientras que en marzo de 2020 se despidió de su banca en el Congreso de la Nación, tras haber cumplido tareas legislativas durante 25 años.

Tras el triunfo del Frente de Todos en los comicios presidenciales de 2019, que marcó la salida del poder de Juntos por el Cambio, Carrió tuvo una relación compleja con sus socios electorales, que mereció varios cruces mediáticos y privados.

“Muchachos, en el nombre de la unidad nacional no hago más nada. La feliz unidad nacional va a ser sobre la base de la decencia. Hay personas clave de Juntos por el Cambio que hacen negocios”, fue una de las frases de Carrió que generó un fuerte impacto haca el interior de la coalición opositora.

“Si quieren que me vaya de JxC no tienen más que pedirme. Pero no me callo más, prefiero morirme. Me puede desafiliar incluso de la CC. Ahora, ¿cómo van a eludir una voz de 35 años en la Argentina?”, también afirmó Carrió en una de sus peleas dentro de Juntos por el Cambio, a mediados del año pasado.

De cara a las elecciones de este año, Carrió se piensa a si misma como una pieza de unidad en el marco de un Juntos por el Cambio sacudido por internas tanto dentro de los distintos partidos que lo componen como entre estas agrupaciones políticas.

En este contexto, la Mesa Nacional del espacio aún no logra fijar reglas electorales que puedan ser aplicadas por el conjunto de los candidatos que pugnan por presentarse en todo el país.

La conducción de la coalición advirtió semanas atrás con sanciones a quienes no respeten las reglas electorales, que básicamente llaman a obtener consensos a través de encuestas o internas abiertas en aquellos distritos donde no la ley no contempla la instancia de las PASO para resolver candidaturas.

Sin embargo, estos consensos son muy difíciles de lograr en distritos considerados clave para Cambiemos, como por ejemplo las provincias de Córdoba y Mendoza.

En Córdoba, Rodrigo de Loredo, del sector interno del radicalismo llamado Evolución, y que responde a Martín Lousteau, no logra consensuar un mecanismo para resolver las candidaturas con el postulante del PRO, Luis Juez.

Una situación similar se da en la provincia de Mendoza, donde el senador nacional Alfredo Cornejo, aspirante a la gobernación, no acuerda reglas de competencia con Omar de Marchi, del PRO y referenciado en Horacio Rodríguez Larreta, quien ya habría optado por romper con la estructura partidaria y presentarse con un partido aparte.

Cornejo confirmó hoy oficialmente por redes sociales que se postulará como gobernador al indicar que lo hace para “continuar construyendo un nuevo Estado que le permita a los mendocinos vivir cada vez mejor” y “con la determinación de influir en el contexto nacional, que es donde se define buena parte del destino de las provincias”.

“Argentina necesita más del ejemplo de Mendoza. Por eso quiero aportar nuestros valores de orden, austeridad, institucionalidad y, sobre todo, quiero sumar una visión moderna de la gestión de la economía para terminar con el ciclo del fracaso kirchnerista”, aseguró el senador, quien intentará así tener su segundo ciclo como gobernador mendocino.

En este contexto, crece la presión para que Mauricio Macri defina si finalmente será candidato, lo que terminará de ordenar el resto de las candidaturas.

En el PRO ya están anotados Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, pero la indefinición del expresidente condiciona los movimientos de toda la coalición.

Anoche, el titular del bloque de diputados nacionales de la UCR, Mario Negri, le pidió a Macri que apure los tiempos y dijo que su falta de determinación “no lo hace bien a la coalición ni a los argentinos”.

“Una persona con ese peso y volumen, más allá de las condiciones competitivas que tenga (para ser candidato presidencial), que demore su decisión personal no le hace bien ni a la coalición ni a los argentinos”, dijo Negri anoche al hablar con el canal La Nación+.

Negri sostuvo que Macri “tiene que definirse, independientemente de lo que cada uno piense”.

Asimismo, consideró que “un expresidente que terminó una etapa como la que vivimos nosotros tiene un plus arriba, y a mí me hubiese gustado que cumpla otro rol en la coalición”.

Macri hasta el momento no definió si será o no candidato presidencial en los comicios de 2023, aunque sí ocupa un lugar de centralidad en el PRO, y en el comienzo del año recibió tanto a Patricia Bullrich como a Horacio Rodríguez Larreta, los dos postulantes de ese partido que ya están lanzados rumbo a las presidenciales de este año.

El expresidente pasa sus vacaciones en el country Cumelén de Villa la Angostura, y durante enero también hizo una visita a la Costa Atlántica, para presentar en Mar del Plata su segundo libro, “Para qué”, donde desarrolla sus ideas respecto de cómo debería ser un eventual segundo Gobierno en manos de Juntos por el Cambio.

Asimismo, Macri partirá a Italia el 28 de febrero, durante 10 días, para dar una serie de charlas en la Universidad de Bolonia.

En el día de su cumpleaños, Macri recibió hoy -a través de las redes sociales- el saludo de sus socios del PRO y eventuales contrincantes en una interna partidaria: mientras Rodríguez Larreta destacó los “20 años trabajando juntos por un cambio que se siente cada vez más profundo y en más argentinos”, Bullrich le agradeció “la confianza, tu fuerza y tu visión”.