Pesar en el mundo católico por el fallecimiento en el Vaticano del Papa emérito Benedicto XVI a los 95 años

0
215

El papa emérito Benedicto XVI, el alemán Joseph Ratzinger, murió este sábado en el Vaticano a los 95 años, informó en un comunicado el director de la oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni. Inmediatamente, autoridades de todo el orbe despidieron al exjefe de la Iglesia Católica.

“Con pesar doy a conocer que el Papa emérito Benedicto XVI ha fallecido hoy a las 9:34 horas, en el Monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano”, planteó Matteo Bruni, director de la oficina de prensa vaticana.

“Apenas sea posible se proporcionará mayor información”, agregó el comunicado enviado a las 10.32 de Roma (cuatro horas menos en Argentina).

Ratzinger, nacido en la ciudad bávara de Marktl en 1927, había sido elegido el pontífice número 265 de la Iglesia en 2005 y renunció el 28 de febrero de 2013, dando lugar al cónclave que eligió a Jorge Bergoglio como el papa Francisco el 13 de marzo de ese año.

De perfil académico, considerado un conservador por algunos analistas, Ratzinger vivía en un monasterio dentro de los jardines vaticanos desde su renuncia, la primera voluntaria de un Papa desde 1294.

La salud de Ratzinger había mostrado un “agravamiento” en las últimas horas, según un comunicado vaticano difundido este miércoles.

Francisco se había referido a su relación con Benedicto hace menos de quince días. “Lo visito con frecuencia y salgo edificado de su mirada transparente. Vive en contemplación… Tiene buen humor, está lúcido, muy vivo, habla bajito pero te sigue la conversación. Me admira su inteligencia. Es un grande. Es un santo. Es un hombre de alta vida espiritual”, lo recordó a mediados de diciembre en declaraciones al diario español ABC.

Al poco tiempo de asumir su pontificado, Ratzinger se había visto envuelto en una fuerte polémica por su supuesta afiliación a las Juventudes Hitlerianas, aunque luego afirmó que junto con su hermano habían sido obligados a enrolarse.

Antes de ser elegido Papa, Ratzinger fue prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el organismo que custodia la doctrina de la Iglesia, durante 24 años.

Durante sus siete años y medio como Papa, Benedicto XVI realizó 24 viajes oficiales, incluida una visita a Brasil en 2007 para la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano, una de los dos que hizo a la región junto al viaje de 2012 a México y Cuba.

Autoridades de todo el mundo despiden al papa emérito Benedicto XVI

Los primeros ministros de Italia y el Reino Unido, Giorgia Meloni y Rishi Sunak, el presidente italiano y su homólogo español, Sergio Mattarella y Pedro Sánchez, fueron algunas de las personalidades políticas que lamentaron hoy la muerte del papa emérito Benedicto XVI, el alemán Joseph Ratzinger.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, lo despidió como “un gigante de la fe y de la razón” que “habló, y seguirá hablando, al corazón y a la mente de los hombres con la profundidad espiritual, cultural e intelectual de su Magisterio”.

“Benedicto XVI fue un gigante de la fe y de la razón. Puso su vida al servicio de la Iglesia universal y habló, y seguirá hablando, al corazón y a la mente de los hombres con la profundidad espiritual, cultural e intelectual de su Magisterio”, tuiteó la líder italiana.

En tanto, el presidente italiano, Sergio Mattarella, aseguró que el país “está de luto” por el deceso de Benedicto XVI, cuya “dulzura y sabiduría han beneficiado” a “toda la comunidad internacional”.

“Con dedicación siguió sirviendo a la causa de su Iglesia en el cargo sin precedentes de papa emérito con humildad y serenidad. Su figura permanece inolvidable para el Pueblo italiano”, declaró Mattarella, de 81 años.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, lo alabó como un “gran teólogo” entregado “al servicio de los demás”.

“Mis más sentidas condolencias a la Iglesia Católica por el fallecimiento de Su Santidad Benedicto XVI”, tuiteó Sánchez, que agregó que fue “un gran teólogo entregado al servicio de los demás, la justicia y la paz”.

El primer ministro de Portugal, António Costa, expresó sus “condolencias a toda la comunidad católica por la muerte del papa emérito Benedicto XVI”, en Twitter y agregó: “Recuerdo el honor de haberlo recibido en Lisboa, cuando era alcalde, y la hermosa celebración que presidió en el renovado Terreiro do Paco”.

El primer ministro británico, el conservador Rishi Sunak, resaltó su tristeza y resaltó la “histórica” visita del religioso alemán al Reino Unido en 2010.

“Me entristece enterarme del fallecimietno del papa emérito Bendicto XVI”, tuiteó Sunak, que agregó que “fue un gran teólogo, cuya visita al Reino Unido fue un momento histórico tanto para los católicos como los no católicos de todo el país”.

También el líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, tuiteó que “su visita de Estado en 2010 fue un momento alegre e histórico para los católicos del Reino Unido”.

Por su parte, el representante de la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales, el cardenal Vincdent Nichols, resaltó hoy que Benedicto fue “uno de los grandes teólogos del siglo XX”.

También el primer ministro de Austrialia, Anthony Albanese tuiteó: “Entristecido al enterarme del fallecimiento del Papa Emérito Benedicto XVI, esta noche. Que descanse en paz eterna”.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, lo reconoció como “un destacado religioso y estadista, un firme defensor de los valores cristianos tradicionales” y recordó que durante su pontificado “se establecieron relaciones diplomáticas plenas entre Rusia y el Vaticano, y se desarrollaron las relaciones entre las iglesias ortodoxa rusa y católica romana”.

“Tuve la oportunidad de conversar con esta persona excepcional y siempre guardaré los mejores recuerdos de él. Me gustaría transmitirle mi sincero pésame en esta hora de dolor”, añadió Putin en un comunicado, informó el Kremlin.

Cirilo, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, destacó por su parte en su mensaje de condolencias al papa Francisco “el prestigio incuestionable de Benedicto XVI como teólogo destacado” que promovió “el desarrollo de la cooperación intercristiana” y “la defensa de los valores morales tradicionales”, informó la agencia de noticias AFP.

“La autoridad incontestable de Benedicto XVI como eminente teólogo le permitió contribuir de manera significativa al desarrollo de la cooperación intercristiana, al testimonio de Cristo ante un mundo secularizado y a la defensa de los valores morales tradicionales”, indicó el patriarca en un comunicado.