El Gobierno porteño anunció que bajará impuestos por la decisión de la Corte Suprema que le devolvió fondos de la coparticipación

0
203

Horacio Rodríguez Larreta hizo el anuncio durante una conferencia de prensa; eliminará el tributo a las tarjetas de crédito y reducirá la tasa de Ingresos Brutos sobre los instrumentos financieros.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció este miércoles que, a partir del fallo de la Corte Suprema que le restituyó fondos de coparticipación que le había recortado el gobierno nacional en septiembre de 2020, eliminará el impuesto a las compras con tarjeta de crédito y reducirá del 8% al 2,85% la tasa de Ingresos Brutos sobre los instrumentos financieros. Además de las medidas impositivas, el jefe de gobierno criticó a los gobernadores oficialistas que reprochan la decisión y estarán mañana en una convocatoria del presidente Alberto Fernández para cuestionar el dictamen del máximo tribunal.

En una conferencia de prensa en la sede del gobierno porteño, Rodríguez Larreta anunció que el impuesto a las tarjetas de crédito dejará de estar vigente “a partir de mañana mismo, jueves 22 de diciembre” y que envió el proyecto a la Legislatura porteña (que sesionaría por el tema este viernes, en sesión extraordinaria).


También anunció una reducción impositiva. ”Vamos a reducir la tasa de Ingresos Brutos sobre los instrumentos financieros, del 8% al 2,85%, que es la proporción del dinero que vamos a volver a recibir. Esto va a entrar en vigencia dentro de 10 días”, aseguró el jefe de gobierno porteño.

“Me comprometí a que, si la Corte nos daba la razón, iba a bajar los impuestos. Ese día llegó y estoy cumpliendo con mi palabra: todo lo que la Corte nos devuelve, lo vamos a aplicar a a baja de impuestos”, fue otra de las frases que subrayó Rodríguez Larreta en su discurso, en el que varias veces destacó que cumplía su promesa.


La Corte Suprema ordenó una medida cautelar a favor de la ciudad de Buenos Aires en la causa por el recorte de fondos de coparticipación dispuesto por el gobierno de Alberto Fernández en diciembre de 2020.

Hasta tanto se resuelva la discusión de fondo, mientras dure el juicio, los ministros de la Corte ordenaron que el Estado Nacional “entregue a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 2,95% de la masa de fondos″ coparticipables (la Ciudad reclama el 3,5%). También dispusieron que las transferencias correspondientes a lo dispuesto en el punto resolutivo anterior se realizarán en forma diaria y automática por el Banco de la Nación Argentina”.

Según cálculos del gobierno porteño, el recorte total fue de $252.500 millones: $15.500 millones, en 2020; de $83.000 millones, en 2021, y $154.000 millones este año.


Larreta recordó el momento en que se enteró del recorte. “Recibí un WhatsApp a las 7.29 y el Presidente lo anunció a las 7.30. No podía creer que el gobierno nacional estuviera perjudicando a propósito a un distrito porque no vota como a ellos les gustaría o porque en la pandemia tomábamos decisiones diferentes”, reprochó, y comparó: “El Presidente decidió quitarle a la Ciudad un monto equivalente al sueldo de todos nuestros docentes”.


“Esto no afecta en lo más mínimo a ninguna provincia. Así como el Presidente, cuando nos sacó los fondos, no les dio ni un peso a las provincias, salvo a la provincia de Buenos Aires, ahora con el fallo tampoco le saca ni un peso a ningún distrito. No se entiende cómo algunos gobernadores están viniendo a la convocatoria de apoyo al Presidente. Con este antecedente, el gobierno nacional no les va a poder sacar más fondos a las provincias. Están yendo contra un fallo que defiende el federalismo de las provincias”, resaltó.

A Larreta lo acompañaron, entre otros, María Eugenia Vidal, Martín Lousteau, Graciela Ocaña, Cristian Ritondo, Mario Negri, Ricardo López Murphy, Maximiliano Ferraro, legisladores porteños e integrantes de su gabinete. Cuando el jefe de gobierno porteño finalizaba el discurso, integrantes de su equipo levantaron coordinadamente varios carteles con leyendas como “Hechos, no palabras”; “Basta de grieta”; “El camino es institucional”; “Otro país es posible”, o “Una Argentina de trabajo, de orden, de ley y de igualdad”.