Tras anotar un récord de $350 en las primeras operaciones de este viernes, el dólar libre cerró su agitada semana en $338

0
249

La reacción del dólar en el mercado paralelo fue moderadamente alcista este viernes, luego de nuevas medidas anunciadas por el Banco Central para ajustar el “cepo”, ampliado a los Cedear, algunas Obligaciones Negociables y criptomonedas, con el objetivo de atenuar la suba del “contado con liquidación”.

El dólar libre subió solo un peso respecto del cierre anterior, a $338 para la venta, un escalón por debajo del récord de $350 pactado en las primeras operaciones del día. En un día muy volátil, la divisa supo también retroceder hasta tocar los 337 pesos.

En lo que va de julio, el billete negociado en el mercado paralelo gana 100 pesos o un 42 por ciento.

En el mercado mayorista, el dólar avanzó 16 centavos, a 129,74 pesos. Así, la brecha cambiaria entre ambas cotizaciones se estiró al 160,5 por ciento.

Tras un día de fuerte suba en los dólares financieros, el Banco Central publicó nuevas restricciones para las empresas que acceden al MULC (Mercado Único y Libre de Cambios). La medida limita la tenencia de los Certificados de depósitos argentinos representativos de acciones extranjeras (Cedear) y activos externos líquidos a USD 100.000 al momento de solicitar el acceso al MULC. Las empresas tendrán hasta el próximo 19 de agosto para adecuarse a la disposición.

El dólar “contado con liqui” -operado con el Global 2030- retrocede un 2,3% hasta los $322,28 con lo cual, la brecha cambiaria con el tipo de mayorista se ubica en el 148,4%. Durante la rueda de ayer, el también denominado “dólar cable” tocó los $340.

En tanto, el MEP -también valuado con el Global 2030- desciende un 3,5% hasta los $314,78, el spread se ubica en los 142,6% frente al tipo de cambio oficial mayorista.

Otro de los instrumentos que quedaron comprendidos dentro de la norma es la adquisición de títulos valores representativos de deuda privada emitida en jurisdicción extranjera (Obligaciones Negociables Ley de Nueva York). Quienes deseen mantener el acceso al MULC para el repago de servicios financieros y la cancelación de importaciones deben no haber adquirido estos instrumentos en los 90 días corridos anteriores y comprometerse a no adquirirlos en los 90 días siguientes al momento en que se requiere el acceso al MULC.

La normativa no es retroactiva, así que empresas que hayan adquirido Obligaciones Negociables antes del 22 de julio no se verán afectadas.

El BCRA compró este viernes unos USD 45 millones en la rueda mayorista. En lo que va de julio, la autoridad monetaria mantiene un saldo neto negativo por su intervención en el mercado de cambios del orden de los 936 millones de dólares.