La Cumbre de los Brics giró con foco en la crisis alimentaria y la integración de nuevos socios

0
117

El segundo día de la XIV Cumbre de los Brics, que se desarrolla de manera virtual, centró este viernes su agenda en el suministro de cereales, cuyo flujo normal se encuentra deteriorado en el marco del conflicto armado en Europa del Este, las críticas a las políticas estadounidenses y la posible integración de nuevos socios.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que Occidente está creando artificialmente una atmósfera de “histeria” en torno a las exportaciones de trigo desde Ucrania y aseguró que su país no las está bloqueando, informó la agencia Tass.

El mandatario ruso acusó al régimen de Kiev de poner obstáculos a un acuerdo para la exportación del trigo y subrayó que Moscú “tiene un acuerdo con la ONU, pero Kiev no se muestra dispuesto” a sumarse.

Putin insisitió en que su país “está listo para asegurar el libre paso de los buques que transportan el trigo” y para “respetar sus obligaciones con las provisiones de energía y fertilizantes”, tras asegurar que la inflación de los países occidentales es el resultado de “políticas económicas temerarias” de sus Gobiernos, según cita la agencia de noticias Ansa.

A su vez, señaló que Rusia espera obtener este año una buena cosecha de cereales, y el país podría suministrar a los mercados mundiales hasta 50 millones de toneladas de granos.

“La cosecha que esperamos debe ser buena. Si Dios quiere, obtendremos un buen resultado. Frente a los 37 millones de toneladas que este año suministramos al mercado mundial, lo más probable es que podamos enviar a los mercados mundiales 50 millones de toneladas”, insistió.

El mandatario subrayó que Moscú continuará brindando ayuda humanitaria a muchos países necesitados, en particular, a Cuba, Líbano, Tayikistán, Kirguistán, Sudán y otros.

En tanto, el presidente chino, Xi Jinping, volvió a atacar hoy las políticas estadounidenses, al subrayar que China se opone al proteccionismo militar “autoinfligido” y a los “pequeños círculos”, que no hacen otra cosa que “aislarse, limitar a los otros y hacerse mal a sí mismos”.

Así lo señaló el líder chino durante el Diálogo de alto nivel sobre el desarrollo Global realizado en el marco de cumbre del grupo que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, más otros potenciales adherentes al grupo, entre los que se encuentra Argentina.

El presidente Alberto Fernández expresó en la cumbre la aspiración de la Argentina de ser uno de los “miembros plenos” del grupo de países y potencias emergentes y sostuvo que “ni el trigo ni los alimentos pueden convertirse en un arma de guerra”, tras hacer un llamado a “la paz urgente” porque “es urgente hacer un mundo más igualitario”.

“Somos proveedores seguros y responsables de alimentos, reconocidos en el ámbito de la biotecnología y en tecnología logística aplicada. Esto significa que no solo somos capaces de producir y exportar alimentos”, subrayó Fernández.

El bloque de economías emergentes Brics, constituido en 2009, agrupa a un 40% de la población global y representa cerca de un cuarto del PIB mundial.

Tres de sus miembros -China, India y Sudáfrica- se han abstenido de votar una resolución para condenar la intervención rusa contra el régimen ucraniano. China e India tienen fuertes vínculos militares con Rusia y compran importantes cantidades de petróleo y gas.