Una agencia nacional comunicación la aprobación de las capsulas que combaten el virus. El Gobierno suspendió la exigencia del carnet de vacunación tras varias protestas populares.

El Gobierno de Bolivia autorizó el martes la comercialización del medicamento molnupiravir, un comprimido utilizado como tratamiento contra la Covid-19 para pacientes leves o moderados.

“La Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed), comunica que aprobó el medicamento Molnupiravir Cápsulas 400 mg, como un medicamento antiviral más que se suma a la lista de medicamentos indicados para el tratamiento de la Covid-19 leve a moderado”, señala el comunicado emitido por la institución gubernamental, informó la agencia de noticias ABI.

El molnupiravir fue desarrollado por el laboratorio estadounidense Merck que permitió la fabricación de versiones genéricas en países de ingresos bajos y medios.

En el caso de Bolivia, el medicamento fue fabricado por los Laboratorios Vita bajo el nombre comercial Molmed 400.

El gerente de esa farmacéutica, Ronald Reyes, afirmó que unas 30.000 cajas Molmed 400 de 20 pastillas empezarán a estar a la venta hoy para tratar la enfermedad en sus estados de leve a moderada, e indicó que deberá ser administrada bajo receta médica, informó el medio local La Razón.

Imagen

El Gobierno boliviano detalló en el comunicado que los rangos de precios máximos de venta del molnupiravir -tanto en laboratorios nacionales o importadores- es de 49 bolivianos la unidad (7 dólares) y como tope de 61,25 bolivianos (9 dólares) en farmacias privadas.

“Es un antiviral oral contra la Covid-19. Cuando uno tiene los síntomas de Covid-19 tiene que empezar a tomar estas cápsulas durante cinco días cada 12 horas, el Molmed 400 hace que no se replique el virus”, explicó Reyes.

El medicamento cuenta con la certificación de la Agencia de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), indicó el gerente del laboratorio.

A principios de noviembre, había sido aprobado por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) del Reino Unido y puesto en circulación.

El medicamento actúa interfiriendo con la replicación del virus, esto significa que evita que se multiplique, manteniendo bajos los niveles de virus en el cuerpo y, por lo tanto, reduciendo la gravedad de la enfermedad.

Según los datos de los ensayos clínicos, es más eficaz cuando se toma durante las primeras etapas de la infección, con dosis de dos cápsulas de 400 mg por día durante cinco días.

Bolivia: coronavirus y retroceso democrático | Política Exterior

SIN PASE

El gobierno de Bolivia determinó este miércoles suspender la exigencia del carnet de vacunación para evitar “medidas innecesarias de violencia” ante las protestas de los grupos contrarios a la inmunización, que en gran medida son sectores afines al oficialismo.

“Se determina la suspensión de la presentación del carnet de vacunación o prueba PCR negativa mientras dure la declaratoria de Emergencia Sanitaria”, anunció el ministro de Salud, Jeyson Auza, en una comparecencia ante los medios en La Paz.

Auza señaló que se trata de una medida que asumió el Consejo Nacional Estratégico de Emergencia Sanitaria, integrado por 11 ministros de Estado, “precautelando la salud” de los grupos movilizados contra la vacunación y la “del pueblo boliviano”.

La determinación también dispone que “una vez finalizada la declaratoria de Emergencia Sanitaria se va nuevamente a pedir la presentación de ese carnet” así como la prueba PCR negativa.

Sin embargo, la exigencia del documento no se aplicará para la atención en salud, educación, acceso a mercados y transporte interprovincial, tampoco para trámites en servicios de identificación, policiales, judiciales, financieros además del reclutamiento militar.