La norma tiene como objetivo el fortalecer la salida económica y social tras las cuarentenas por el COVID-19.

El Gobierno promulgó este jueves por la madrugada la Ley de Alivio Fiscal “para fortalecer la salida económica y social a la pandemia generada por el COVID-19″.

La norma fue aprobada hace dos semanas por unanimidad en el Congreso de la Nación y contó con el aval del oficialismo y de la mayoría de la oposición. El Gobierno comunicó su promulgación este jueves, solo resta la reglamentación por parte de la AFIP en el plazo de 15 días.

Entre sus puntos principales, establece que las deudas vencidas hasta agosto pasado, por un monto total inferior a $100.000 y fija que se condonen las deudas tributarias, aduaneras y de la seguridad social menores a dicha suma para las entidades que conforman el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios (SNBV), previsto por la ley 25.054.

Imagen

El beneficio también alcanza a entidades sin fines de lucro, incluidas organizaciones comunitarias inscriptas como fundaciones, asociaciones civiles, simples asociaciones y entidades con reconocimiento municipal.

La Ley de Alivio Fiscal además condona deudas de micro, pequeñas y medianas empresas y contribuyentes de Ganancias e IVA con deudas inferiores a 100.000 pesos, vencidas hasta el 31 de julio de 2020 al tiempo que se incluyen las deudas desde el 1 de agosto de 2020 al 31 de agosto de 2021.

Finalmente la normativa incluye al capital adeudado, intereses resarcitorios, punitorios, multas y demás sanciones. Sin embargo no comprende los aportes y contribuciones destinados al Régimen Nacional de Obras Sociales y las cuotas destinadas a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART). Para estos casos se proponen planes de pago con plazos de hasta 36, 60 y 120 cuotas, según el tipo de deuda o contribuyente.