José Luis Espert: “Transformemos en queso gruyere” a los delincuentes

0
24

El primer candidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires por Avanza la Libertad, José Luis Espert, aseguró este lunes que esperan llegar al millón de votos en las elecciones legislativas domingo y refiriéndose al tema de la inseguridad expresó sin rodeos como solucionarlo.

Así lo aseguró en declaraciones formuladas a Radio Rivadavia, en las que recordó que en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 12 de septiembre pasado su espacio cosechó “500 mil votos” y sostuvo que ese caudal significó “cuatro veces más” que los que habían recibido en las elecciones presidenciales de 2019.

Además, en el marco del tramo final de la campaña de cara a los comicios legislativos del 14 de noviembre, Espert señaló: “Estamos trabajando mucho, recorriendo el objetivo de los 102 municipios donde tenemos listas y lo estamos cumpliendo con mucho esfuerzo”.

La Matanza, San Andrés de Giles, General Rodríguez, Florencio Varela, San Martin y Pilar son los distritos elegidos por Espert, junto a la candidata Carolina Píparo, para los últimos días de campaña.

“Estamos buscando el millón de votos el domingo, para meter cuatro diputados por la provincia de Buenos Aires que vayan bien de punta contra el kirchnerismo en el Congreso”, expresó Espert esta mañana.

En materia de seguridad, exigió “cárcel o bala” para los ladrones. Lo dijo tras el asesinato de un kiosquero en La Matanza. “Para que empiecen a tener miedo, tiene que haber algunos que terminen bien agujereados”, habría que “transformarlos en queso gruyere”, además de exigir una baja de edad en la imputabilidad.

Apoyemos a la policía y esto va a empezar a mejorar un poco. Pero si seguimos enarbolando la maldita doctrina abolicionista de Zaffaroni, la gente de bien estamos fritos”, afirmó el dirigente político en declaraciones al periodista Eduardo Feinmann en Radio Rivadavia.

“Derechos humanos las pelotas, los derechos humanos para la gente de bien, de laburo. Para los delincuentes, cárcel o bala (…) Esto hay que darlo vuelta con la mano dura que corresponde.