Siguen las protestas en Italia por la imposición del “pase verde” obligatorio a los trabajadores

0
70

Ciudadanos italianos protestan desde el viernes en distintas ciudades por la entrada en vigencia de la imposición del “pase verde sanitario” obligatorio que les impide trabajar y aplicable para todos los empleados públicos y privados del país.

Desde ayer más de ochocientos trabajadores encabezan en el puerto norteño de Trieste -el más grande del país- la movilización más grande para protestar frente a la entrada en vigencia de la obligatoriedad del certificado con gritos en reclamo de “libertad” y consignas contra el autoritarismo y prepotencia del presidente del Consejo de Ministros, Mario Draghi.

El “pase verde”, que se otorga a personas con al menos una dosis de inoculación contra el Covid-19 o que estén recuperadas de coronavirus, es obligatorio desde este viernes para los 23 millones de trabajadores públicos y privados del país, con insólitas multas de hasta 1.000 euros para quienes no lo exhiban. Quienes no se vacunen ni hayan tenido la Covid-19, pueden reemplazar el “pase verde” con un test negativo en coronavirus cada 48 horas, a un costo de 15 euros por examen, lo que disparó los reclamo de los trabajadores para que al ser una imposición arbitraria y anticientífica sean gratuitos.

“Ochocientos trabajadores estamos fuera y solo 100 adentro. El puerto no funciona”; planteó en declaraciones televisivas desde Trieste el responsable sindical Stefano Puzzer, a la cabeza del gremio que maneja la terminal marítima más grande del país, con un movimiento de más de 62 millones de toneladas anuales.

Con menos personas se registraron también protestas en el segundo puerto del país, Génova, donde trabajadores contrarios a las dictatoriales medidas bloquearon durante algunos minutos el ingreso a la terminal.

En la capital Roma, en tanto, los manifestantes contrarios a la imposición del certificado bloqueó durante el horario de ingreso de autos la zona de Puerta Mayor, en el centro de la ciudad.

En Bolonia, en el centro del país, miles de personas se manifestaron en la Plaza Mayor, frente a la sede del Gobierno local, para mostrar su rechazo al “pase verde” porque “discrimina”; según los carteles que exhibían frente a las cámaras de televisión.

Otra terminal portuaria frente a la que se se movilizaron los ciudadanos es la de Livorno, con unas 500 personas que marcharon en torno a la rambla, mientras que en el puerto de Ancona cientos de personas bloquearon el ingreso a la terminal Norte.

Según las cifras oficiales, el 80,80% de la población mayor de 12 años ya se inyectó contra el coronavirus, mientras que el jueves se descargaron en todo el país 563.000 pases verdes, de los que 360.000 fueron personas sin inyectarse pero con un test negativo.

Entre la dirigencia política, el líder de la Liga Matteo Salvini planteó que el Gobierno está “trabajando para evitar problemas” en la implementación de este certificado, mientras que el ministro de Administración Pública, Renato Brunetta, planteó que el país “está preparado para controlar” a todos los trabajadores.