Será para los delitos que tengan una pena máxima de 20 años o más y aquellos que atentan contra la vida o la integridad sexual.

Con 55 votos a favor, 4 en contra y ninguna abstención, la Legislatura porteña aprobó este jueves el proyecto para implementar en la Ciudad de Buenos Aires los juicios por jurados. La iniciativa fue impulsada originalmente por el radical Leandro Halperín y contó con el acuerdo de los tres principales bloques políticos: Vamos Juntos, UCR-Evolución y Frente de Todos.

La nueva ley establece la obligatoriedad de juzgar con jurados integrados por ciudadanos comunes los delitos que tengan una “pena máxima en abstracto igual o superior a 20 años de pena privativa de libertad”, como aquellos que atentan contra la vida o la integridad sexual.

El proyecto prevé que los jurados populares estén compuestos por 12 miembros, entre los cuales deberá haber, como mínimo, cinco varones y cinco mujeres, mientras que no se especifica el género de los dos restantes. El padrón de jurados será elaborado por el Consejo de la Magistratura e incluirá a todas las personas que puedan ser elegidas, por sorteo, para integrar un tribunal, quienes a su vez deberán estar registradas en el padrón electoral de la Ciudad.

La Legislatura porteña aprobó una ley para implementar el juicio por  jurados: ¿en qué casos se aplicará?

Los requisitos para integrar un jurado son: ser argentino, tener entre 18 y 75 años, saber leer y escribir, gozar del pleno ejercicio de los derechos políticos y tener domicilio no inferior a cuatro años en la Capital Federal. Por incompatibilidad, quedarán excluidos el presidente y vicepresidente de la Nación, los gobernadores provinciales y el jefe de Gobierno porteño, los ministros nacionales, provinciales y de la Ciudad, los integrantes de los poderes legislativos, los jueces y funcionarios de los poderes judiciales y quienes ocupen cargos directivos en un partido político reconocido.

El jurado podrá dar los siguientes veredictos: “culpable”, “no culpable” y “no culpable por razones de inimputabilidad”, a los cuales deberá llegar por unanimidad. En caso de no haber acuerdo, comenzará un nuevo juicio con otros miembros en el jurado.

La normativa fue impulsada inicialmente por el radical Leandro Halperín (UCR), pero el texto definitivo se elaboró en la comisión legislativa de Justicia, donde se procuraron consensuar tres proyectos: el original de la bancada UCR-Evolución, uno posterior de Vamos Juntos, con Claudio Cingolani a la cabeza, y un último presentado por el bloque Frente de Todos, con María Rosa Muiños como principal referente.

“El instituto de Juicio por Jurado es un paso más que estamos dando hacia la autonomía de la Ciudad. Mediante su aprobación, estamos cumpliendo con un mandato Constitucional y, fundamentalmente, les estamos otorgando a los vecinos y vecinas la posibilidad de participar en la Justicia, de involucrarse junto a jueces profesionales en los conflictos que ocurren en el ámbito territorial local”, manifestó Gimena Villafruela, vicepresidenta de la Comisión de Justicia.

La Legislatura porteña aprobó el proyecto para implementar los juicios por  jurados en CABA – Región Cultural

“Me parece importante señalar además que, luego de múltiples consultas a especialistas y de analizar la normativa comparada, se decidió incorporar una modificación en el art 13 de la ley, que garantiza la paridad de género en la conformación del jurado”, agregó.

Por su parte, la Cámara de Diputados de Catamarca, también aprobó hoy el proyecto de ley de juicios por jurados en la provincia, que ahora fue girado para su sanción definitiva al Senado provincial, según informaron fuentes legislativas. El proyecto que busca implementar el juicio por jurados para delitos penales en el Poder Judicial catamarqueño, fue elaborado y presentado por el Poder Ejecutivo provincial el 24 de junio pasado ante la Legislatura provincial. En tanto, en la provincia de Buenos Aires, los juicios por jurados comenzaron a aplicarse en 2015.