Una investigación de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) sancionó a la empresa de mensajería.

El Gobierno irlandés multó por 225 millones de euros a la aplicación WhatsApp tras una investigación de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) sobre el uso de informaciones personales, sanción que la empresa de mensajería recurrirá como “sanciones desproporcionadas”.

A raíz de una investigación a WhatsApp iniciada en diciembre de 2018, la DPC “ha impuesto una multa de 225 millones de euros a WhatsApp”, anunció a través de un comunicado, llamando a la aplicación, perteneciente al grupo Facebook, a cumplir la normativa de protección de datos de la Unión Europea (UE).

El organismo regulador irlandés investigó si la aplicación “cumplía con sus obligaciones de transparencia” en lo que respecta a informar a los usuarios de cómo se utilizarían sus datos.

Esto incluía informar cómo se comparte la información entre WhatsApp, utilizada por 2.000 millones de personas todos los meses, y las otras empresas que tiene Facebook, según informó la agencia de noticias AFP.

Tras recibir las primeras conclusiones de la autoridad irlandesa, el regulador europeo, que contiene 27 autoridades nacionales de protección de datos europeas, pidió en julio “nuevas investigaciones rápidamente” y un aumento de las sanciones propuestas.

En su decisión, la DPC señaló “incumplimientos muy graves” de la transparencia y una “falta de información muy significativa” proporcionada al usuario.

“El incumplimiento del principio de transparencia puede socavar otros principios fundamentales de la protección de datos”, incluidos “los principios de equidad y responsabilidad”, señaló el regulador irlandés.

Las denuncias contra los gigantes digitales van en aumento en Europa, aunque algunas ONGs acusan al regulador irlandés de ser demasiado complaciente, ya que Irlanda se beneficia de los ingresos fiscales de las multinacionales instaladas en el país, como es el caso de Facebook.

Sin embargo, esta es la mayor sanción impuesta por el regulador irlandés y la segunda mayor de un regulador digital en Europa, después de la multa de 746 millones de euros impuesta a Amazon en julio en Luxemburgo por incumplir las normas sobre la información privada de los usuarios.

Cómo usar WhatsApp en dos teléfonos a la vez sin Internet activado

El Reglamento General de Protección de Datos de la UE, en vigor desde 2018, otorga mayores poderes a los reguladores para proteger a los consumidores frente a los gigantes digitales como Facebook, Google, Apple y Twitter, que, atraídos por un tratamiento fiscal favorable, eligieron Irlanda como sede.

El RGPD permite a los reguladores multar a estos grupos hasta el 4% de su facturación global. Por su parte, WhatsApp señaló que se trata de “sanciones desproporcionadas” por parte del ente regulador.

“WhatsApp se compromete a proporcionar un servicio seguro y privado. Hemos trabajado para garantizar que la información que proporcionamos sea transparente y completa y seguiremos haciéndolo”, reaccionó un portavoz de WhatsApp en un breve comunicado.

No estamos de acuerdo con la decisión de hoy sobre la transparencia que proporcionamos a las personas en 2018 y las sanciones son totalmente desproporcionadas”, añadió.

Tras recibir las primeras conclusiones de la autoridad irlandesa, el regulador europeo, que contiene 27 autoridades nacionales de protección de datos europeas, pidió en julio “nuevas investigaciones rápidamente” y un aumento de las sanciones propuestas.

En su decisión, la DPC señaló “incumplimientos muy graves” de la transparencia y una “falta de información muy significativa” proporcionada al usuario.

“El incumplimiento del principio de transparencia puede socavar otros principios fundamentales de la protección de datos”, incluidos “los principios de equidad y responsabilidad”, señaló el regulador irlandés.

Las denuncias contra los gigantes digitales van en aumento en Europa, aunque algunas oenegés acusan al regulador irlandés de ser demasiado complaciente, ya que Irlanda se beneficia de los ingresos fiscales de las multinacionales instaladas en el país, como es el caso de Facebook.

No quiere usar WhatsApp? Conozca cinco apps que pueden reemplazarla

Sin embargo, esta es la mayor sanción impuesta por el regulador irlandés y la segunda mayor de un regulador digital en Europa, después de la multa de 746 millones de euros impuesta a Amazon en julio en Luxemburgo por incumplir las normas sobre la información privada de los usuarios.

El Reglamento General de Protección de Datos de la UE, en vigor desde 2018, otorga mayores poderes a los reguladores para proteger a los consumidores frente a los gigantes digitales como Facebook, Google, Apple y Twitter, que, atraídos por un tratamiento fiscal favorable, eligieron Irlanda como sede. El RGPD permite a los reguladores multar a estos grupos hasta el 4% de su facturación global.