El Ministerio Público de Guatemala destituye a la fiscal anticorrupción nombrada hace once días

0
77

El Ministerio Público de Guatemala anunció la destitución de Carla Valenzuela, nombrada hace apenas once días como titular de la Fiscalía Especial Contra la Corrupción (FECI) en lugar de Juan Francisco Sandoval, cuyo despido desató una ola de protestas antigubernamentales en el país.

Carla Valenzuela

“La Fiscal General de la República y Jefe del Ministerio Público, Dra. María Consuelo Porras Argueta, visitó la Fiscalía Especial contra la Impunidad a efecto de presentar de forma oficial al licenciado José Rafael Curruchiche Cucul como fiscal de sección de dicha fiscalía”, informó la institución en Twitter.

De acuerdo al comunicado, Valenzuela, que estuvo apenas 11 días en el cargo, “estaba designada temporalmente en la Fiscalía”, por lo que ahora “regresa como encargada de la Unidad de Métodos Especiales (UME)”, y será reemplazada por Curruchiche Cucul, quien dirigió la Fiscalía de Delitos Electorales en los últimos años.

Valenzuela dirigía la UME de Investigación, oficina encargada principalmente de las escuchas telefónicas autorizadas por una corte, cuando asumió el cargo de Sandoval.

Según el ministerio, tanto esta acción como tres incorporaciones más a los sectores de la Fiscalía de Delitos contra el Ambiente, Delitos contra Periodistas y Delitos Electorales, responden a “garantizar la efectividad en el ejercicio de la acción penal y continuar con la disminución de la mora fiscal”.

Sin embargo, varios medios locales y voces de la sociedad civil achacan la reestructuración a un ajuste de cuentas por una supuesta insubordinación, según recogió la agencia de noticias Sputnik.

“Consuelo Porras no tolera fiscales independientes en su función, los prefiere sumisos, con lo cual socava al Sistema de Justicia e incrementa la desconfianza nacional e internacional en la lucha contra la Corrupción e Impunidad”, aseguró en redes sociales el defensor del pueblo, Jordan Rodas.

La periodista Sonia Pérez afirmó en Twitter que Valenzuela se opuso a la orden de Porras de darle expedientes de alto impacto a la fiscal Cinthia Monterroso, investigada por abuso de autoridad al usar su cargo para pedir información personal sobre personas que no son sujetas a investigaciones del Ministerio Público.

Estos movimientos dentro del Ministerio Público llegan en un momento convulso en Guatemala.

Porras es reprochada por el despido de Sandoval, y por no investigar presuntos actos anómalos en el Ejecutivo.

Sandoval fue removido de su cargo el 23 de julio pasado, según Porras por haberle perdido la confianza, una medida que provocó la suspensión temporal de la cooperación del Gobierno de Estados Unidos con la Fiscalía de Guatemala y que fue duramente criticada por organismos internacionales y grupos guatemaltecos.

A raíz de esto, el jueves pasado, al menos 20 tramos carreteros en varios puntos del país fueron bloqueados por opositores que reclamaban la renuncia del presidente, Alejandro Giammattei, y Porras, por considerar que incurrieron en actos de corrupción.

Sandoval, quien decidió salir del país para resguardar su vida y ya presentó un amparo contra Consuelo Porras por haberlo destituido, fue una pieza clave en la lucha anticorrupción en Guatemala que tuvo su gran auge entre 2014 y 2019 junto a la exfiscal general (2014-2018) Thelma Aldana y al director de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el abogado colombiano Iván Velásquez.

Las pesquisas comandadas por Sandoval, Aldana y Velásquez destaparon docenas de casos de corrupción estatal, imputando a más de 200 personas entre ministros, funcionarios, empresarios y también a los expresidentes Otto Pérez Molina (2012-2015) y Álvaro Colom Caballeros (2008-2012).