Cosas simples

0
63

Tan fácil y tan difícil al mismo tiempo. Si!, esa dualidad convive conmigo. Elegir cada mañana con que pie salir de mi cama, tan simple como eso es la primera elección del día.

Por Sabrina Dastru

Al tener que elegir si izquierda o derecha me da la certeza de que lo más importante antes de decidir, es que debo agradecer por el hoy!!, volví a abrir mis ojos y en conciencia puedo elegir!. Así inicio el día.


Al verte quiero abrazarte y amarte. Tu sonrisa me muestra reciprocidad y a pesar de tu silencio en tu abrazo encuentro calma.
Puedo encontrar mil maneras de actuar pero pocas coherentes con mi sentir y mi expresar. Descubro el poder de mis palabras pero solo tienen el efecto que quiero, cuando realmente pienso como decirlas y acompaño su significado con mis acciones.


Ahora! hoy!, aquí! en este preciso instante, que es lo que busco?, por qué siempre estoy en la búsqueda?, tengo que definir de que se trata!.


Me siento y en tranquilidad a mi mente llegan secuencias de imágenes en las que me veo, me pregunto y reflexiono. Cuando soy feliz, que me da felicidad?, cuánto dura?


Son muchas preguntas!. Si lo son, pero tan útiles y necesarias al mismo tiempo.


Con una emoción que me invade el alma, descubro que la felicidad la tengo en los ojos de quién me devuelve una sonrisa, en el abrazo que tengo y recordando los de quién ya no, en el silencio , el respeto, mi jardín, la ilusión de los niños esperando la navidad, el sol y la luna que se unen al amanecer acompañando un nuevo despertar. Elegir quien quiero ser y que transmitir.
Me doy cuenta que la felicidad la tengo, porque está en las cosas simples de la vida.