El servicio de internet móvil quedó restablecido hoy en Cuba, después de tres días de interrupción que coincidieron con las protestas iniciadas el domingo contra la gestión del regimen instalado en 1959, en tanto el alcalde de Miami, Francis Suárez, adelantó que le pedirá al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, una intervención militar en la isla.

Aún con el restablecimiento del servicio de internet móvil, el acceso a Whatsapp, Facebook y Twitter, entre otras redes, a través de las tecnologías 3G o 4G, seguía presentando problemas e interrupciones, según numerosas denuncias en redes sociales.

La calma reinó en las calles de La Habana, pero la presencia policial y militar fue reforzada en los alrededores del parlamento, informó la agencia de noticias AFP.

Por qué se están produciendo las protestas masivas en Cuba?

En la zona, por la que marcharon el domingo miles de cubanos al grito de “tenemos hambre” y “abajo la dictadura”, estaban estacionados varios camiones y patrulleros de la policía. Nuevas convocatorias a manifestarse contra la dictadura en al área del Capitolio habían circulado ayer en la redes sociales.

“Es verdad que faltan datos (móviles), pero faltan medicamentos también”, había respondido ayer el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, cuando le preguntaron por los cortes.

Grupos opositores en Cuba habían acusado al Gobierno de cortar el servicio de internet para frenar las convocatorias a nuevas protestas y desde la Casa Blanca pidieron el restablecimiento inmediato.

Las manifestaciones del domingo parecieron tener varios motivos, entre ellas la crisis socioeconómica -empeorada desde el inicio de la pandemia por la caída brutal del turismo, principal ingreso de la isla-, pero también por reclamos de una apertura política.

También hubo contramarchas de respaldo al regimen, y la agencia Prensa Latina informó hoy que hubo concentraciones de estas características en Sancti Spiritus, Yayabo y Fomento.

En paralelo, el canciller Rodríguez acusó directamente al Gobierno de Estados Unidos de ser responsable de las protestas que comenzaron el domingo pasado, las más importantes desde el llamado Período Especial en los noventa.

Entre las acusaciones a Washington se advierte la de haber llevado a cabo una campaña en la red Twitter, a través de la etiqueta #SOSCuba, para incitar el malestar social en la isla.

Rodríguez denunció que la etiqueta #SOSCuba fue lanzada desde junio, en Nueva York, para tratar de obstaculizar el pronunciamiento de la Asamblea General de Naciones Unidas contra el bloqueo de Washington a Cuba.

El canciller especificó -frente a diplomáticos de varios países reunidos en La Habana- que esta operación utilizó recursos millonarios, laboratorios y plataformas tecnológicas con fondos del Gobierno estadounidense, informó el diario oficial Granma.

Rodríguez mostró una medición realizada el 8 y el 9 de julio que reveló que los usuarios más prolíferos de las etiquetas #CanalHumanitarioCuba, #SOSCuba y #SOSMatanzas operan las tres etiquetas y están coordinados también por los directivos de ProActivo Miami, una organización que apoya a la oposición cubana desde esa ciudad de Estados Unidos.

ProActivo Miami Incorporations recibió el certificado de validez para recibir fondos estaduales por parte del Departamento de Estado de la Florida, el mes pasado, según denunció el canciller cubano.

La cuenta personal de Rodríguez en Twitter reprodujo varios tramos de su alocución frente a los diplomáticos, entre ellos uno en el que afirma que si Biden “tuviera algún interés o preocupación sincera por el pueblo cubano podría recuperar alguna de sus prerrogativas soberanas y suspender la aplicación” de parte de la Ley Helms Burton “y eliminar los impedimentos para adquirir equipos e insumos médicos”.

En tanto, Washington afirmó hoy que “la represión” a los manifestantes es “inaceptable” y atribuyó a eso que se hayan frenado las protestas en la isla.

La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, fue quien se refirió a Cuba, y habló de una “revisión integral” de la política hacia el país caribeño de parte de la administración Biden.

Las protestas “se han detenido en gran parte debido a la violenta represión y las medidas de represalia del régimen contra los cubanos en el ejercicio de sus derechos fundamentales y universales”, expresó la vocera. “Esto es inaceptable”, añadió.

Psaki dijo que Biden no planeaba “un discurso político” sobre su visión para Cuba y el hemisferio occidental, porque otras crisis, en Haití, Venezuela y Nicaragua, también se habían profundizado en los últimos días.

Así reaccionó la izquierda latinoamericana a las manifestaciones en Cuba

“Veremos cómo se desarrollan las cosas en los próximos días” en Cuba, expresó, mientras cubanos y familiares de cubanos se reunieron frente a la Casa Blanca con banderas y carteles con leyendas “Viva Cuba”, en respaldo a las protestas.

La que fue probablemente la declaración más fuerte del día vino del alcalde de Miami, que adelantó que planea pedirle a Biden que analice una acción militar en Cuba. Suárez, un abogado hijo del primer alcalde de Miami nacido en Cuba, dijo al Miami Herald que le adelantaron que recibiría una llamada de Biden y que en esa charla le haría el pedido.

Para el alcalde, Estados Unidos tendría que explorar los ataques aéreos contra Cuba. “Lo que debería contemplarse ahora es una coalición de acción militar potencial en Cuba”, similar a las intervenciones en Panamá y Yugoslavia.