El presidente salvadoreño defendió la utilización del bitcoin como moneda legal

0
111

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, lamentó que “muchos en la oposición” buscaron “meter miedos” a los salvadoreños sobre la adopción del bitcoin como moneda legal en el país, cuando en verdad “no existe ningún problema”.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador

“Muchos en la oposición han querido confundir al pueblo salvadoreño sobre la Ley Bitcoin, inventando falsedades y tratando de meter miedos donde no existe ningún problema”, advirtió Bukele por redes sociales.

Las palabras del mandatario coincidieron con la puesta en marcha, en un centro comercial al oeste de San Salvador, del primer cajero de bitcoin en la capital desde que el Congreso aprobó la ley, el 9 de junio.

“Como medida inicial vamos a traer (a El Salvador) unas decenas más de máquinas y probar cómo va a ser el modelo de negocio”, aseguró en una conferencia de prensa el director para Latinoamérica de la empresa Athena Bitcoin, Matías Goldenhörn.

La firma es la dueña de los cajeros en que se opera con la criptomoneda.

Otro cajero de bitcoin Athena funciona desde hace más de un año en la playa El Zonte, en donde desde trabajadores de construcción hasta pequeños comercios y hoteles comercian con esa criptomoneda.

El dólar es la moneda de curso legal en El Salvador, ahora junto al Bitcoin

Con la medida de dar curso legal al bitcoin, Bukele busca dinamizar la economía de El Salvador, dolarizada hace 20 años.

Según el presidente Bukele, esta norma contribuirá a la bancarización de la población y evitará perder “millones de dólares” en intermediación en el envío de remesas de salvadoreños desde el exterior.

La oposición, integrada por los partidos Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), acusaron al mandatario de “imponer” la Ley Bitcoin, iniciativa que consideran “inviable”.

Arena propuso al Congreso derogar la ley, y el FMLN pidió modificarla para establecer que los salarios se pagarán en dólares y no con criptomoneda, y que su uso no sea obligatorio. Los dos partidos son minoritarios en el Congreso, controlado por aliados de Bukele.

“Entiendo que el pueblo desconfíe, hemos sido engañados tantas veces que pensamos que ahora seremos engañados otra vez”, sostuvo Bukele, quien resaltó que la ley fue “trabajada a conciencia para que no afecte a nadie y para que traiga beneficios a millones de salvadoreños”.