La medida otorgará un aporte no reembolsable de 22 mil pesos por mes, de agosto a diciembre de 2021.

El Ministerio de Turismo y Deportes (Minturdep) lanzó la sexta edición del Fondo de Auxilio para Prestadores Turísticos (APTur), orientada a guías y otros prestadores de servicios turísticos, a quienes se otorgará un aporte no reembolsable de 22 mil pesos por mes, de agosto a diciembre de 2021, en el marco de la pandemia de coronavirus.

La medida forma parte de la serie de políticas focalizadas para diferentes actores de la cadena turística -en su quinta edición estuvo dirigida a quienes prestan servicios de agencias de viajes y transporte automotor turístico de pasajeros- y que ya acompañó a más de 13 mil personas en ediciones anteriores.

El beneficio apunta a monotributistas sociales, monotributistas, trabajadores autónomos y personas jurídicas, siempre y cuando cualquiera de estos no posea empleados a cargo.

“En este contexto tan difícil seguimos implementando medidas focalizadas de sostenimiento. En esta oportunidad, APTur tiene como objetivo apoyar a guías turísticos y pequeños prestadores, actores centrales de la cadena turística, convencidos de que será un sector protagonista del desarrollo para el país en la próxima etapa”, señaló el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, según consignó un comunicado de la cartera.

Los prestadores que sean seleccionados como beneficiarios deberán inscribirse y realizar una capacitación mensual del Programa de Formación Virtual del Ministerio de Turismo y Deportes.

La inscripción estará habilitada en los próximos días, y para conocer los requisitos se deberá ingresar en la web del Ministerio de Turismo y Deportes (https://www.argentina.gob.ar/turismoydeportes/aptur).

La iniciativa forma parte del Plan de Auxilio, Capacitación e Infraestructura para el Turismo (Pacit), ambicioso programa del organismo nacional desarrollado para que el sector sea uno de los motores de la reactivación económica tras la pandemia.

Desde su comienzo en 2020, con cuarentena total y las ventanas que se abrieron en cuanto a fases, tanto el Minturdep como las cámaras privadas del sector comenzaron a trabajar en conjunto en medidas para atemperar el cimbronazo que la situación generó en los diversos sectores de la actividad.

En ese sentido se puso en marcha el Plan de Auxilio, Capacitación e Infraestructura para el Turismo (Pacit), compuesto por tres fondos (Auxilio y Capacitación Turística, Auxilio para Prestadores Turísticos y Plan 50 Destinos) con el objetivo de contener y brindar liquidez a las empresas y cuidar los puestos de trabajo.

Esta medidas se tradujeron en una ayuda económica a las pymes, prestadoras del sector -guías, pequeñas excursiones e instructores, entre otros- y obras de infraestructura en todo el país con fondos originados en el impuesto PAIS.

El Estado realizó la mayor inversión pública en la historia del sector turístico, que llegó a los 60 mil millones de pesos entre los fondos de auxilio y el Plan PreViaje.

Este andamiaje de ayudas se ancló con la promulgación de la Ley 27.563 de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional, publicada en el Boletín Oficial el 21 de septiembre de 2020, una legislación apoyada por todos los estamentos de la actividad ante la emergencia del sector.

Entre las principales medidas, la norma prorrogó hasta el 31 de diciembre el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) para el pago de salarios, la asistencia económica a pymes, la reducción del 95% del pago de contribuciones patronales, planes de moratoria, suspensión de embargos y prórroga en el vencimiento del pago de impuestos, entre otros.

Para los consumidores, un hito fundamental fue la incorporación del Programa PreViaje, un sistema de compensación por parte del Estado del 50% en la preventa de los paquetes turísticos que se adquieran en el país para 2021.