Luego de que El Salvador aprobara el Bitcoin, España piensa en su propia criptomoneda

0
161

El partido del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, pidió una colaboración con el Banco Central español y el consejo de expertos para evaluar la implementación de una divisa virtual.

España se sube a la tendencia al evaluar la creación de su propia moneda digital, no se trata de una iniciativa como la que se dio en el país centroamericano sino de un proyecto emparentado al ya encaminado en la Unión Europea para avanzar hacia el uso de un euro digital, y también en línea con movidas en otros países como Estados Unidos, China, Japón y el Reino Unido.

La Reserva Federal de Estados Unidos examina la creación de un dólar digital, Reino Unido con el “britcoin”, replicando el proyecto de la Unión Europea; China también elabora su yuan virtual y Japón hace lo propio con el yen.

El Partido Socialista Obrero Español envió al Congreso de los Diputados una propuesta que procura la creación de la primera divisa electrónica pública en España. Se pide que el gobierno propicie una colaboración con el Banco de España y la conformación de un grupo de estudio que analice la eventual implementación de un euro digital que, a diferencia de otras criptomonedas, sería emitido por la autoridad bancaria. Además, esta divisa virtual estaría vinculada al euro.

En tanto, se trataría de una CBDC (siglas de “central bank digital currency”), es decir, una divisa electrónica que emite un banco central.

Banco de España, Madrid

“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a impulsar, en colaboración con el Banco de España, la creación de un Grupo de Estudios para evaluar la posible implantación de un euro digital como moneda pública digital (CBDC) que permita ofrecer una mayor estabilidad financiera tanto a la economía española como al conjunto de la eurozona, y recupere el carácter del dinero como bien público y bajo control democrático”, dice la propuesta.

La intención es subirse a la ola de la digitalización financiera aunque evitando la “alta volatilidad” y un “impacto ambiental significativo”, según se lee en la proposición enviada. En ese marco, procuran estabilidad financiera a la economía española y a la zona euro para recuperar “la cara del dinero como bien público y bajo control democrático”.

La iniciativa enviada por el PSOE, que pretende una variante de carácter nacional aunque vinculada a los planes continentales, encaja dentro del trabajo que lleva adelante el Banco Central Europeo. En la Unión Europea se trabaja en un marco regulatorio para las criptomonedas, una norma conocida como MICA que pretende definir tanto los tipos de activos digitales como las empresas y proveedores. Respecto al euro digital para la zona europea se espera que una propuesta formal sea presentada este mismo año.