Perú define la presidencia en un reñido balotaje y México renueva su Congreso

0
96

Este domingo los peruanos eligen presidente entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo, una elección virtualmente empatada según los sondeos y muy polarizada politicamente. Mientras en México la coalición del presidente López Obrador intentará retener la mayoría absoluta legislativa y avanzar en los gobiernos de 15 estados.

EL BALOTAJE PRESIDENCIAL PERUANO

Keiko Fujimori (Fuerza Popular) y Pedro Castillo (Perú Libre) definen la presidencia en balotaje

Los peruanos acudirán hoy a las urnas para elegir en segunda vuelta al próximo presidente entre el sindicalista de izquierda Pedro Castillo y la exlegisladora populista de derecha Keiko Fujimori, en comicios que se anticipan reñidos y con la incógnita de cuánto y cómo influirán el voto en blanco, el de las zonas rurales, los residentes en el exterior y la abstención.

Las elecciones estarán configuradas por un alto escepticismo ciudadano, derivado del impacto económico de las restricciones atribuidas a la pandemia y de una prolongada crisis que potenció la habitual fragmentación de la representación política y generó que en la primera vuelta, el 11 de abril, hubiera 18 candidatos presidenciales, el segundo número más alto en la historia del país.

Castillo y Fujimori pasaron a la segunda vuelta con 18,9% y 13,4% de los votos válidos, respectivamente -entre los dos sumaron menos de un tercio de los sufragios-, con 18,21% de votos en blanco o nulos y 29,88% de inasistencia, según el escrutinio oficial de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Las últimas encuestas de las principales firmas de opinión pública asignaron una infima ventaja a Castillo, pero otras ya daban a la candidata de Fuerza Popular por encima, en todos los casos en situación de empate técnico, con una diferencia inferior al margen de error.

LAS LEGISLATIVAS Y ESTATALES MEXICANAS

López Obrador y su coalición buscan retener la mayoría absoluta

México enfrenta este domingo la elección más grande de su historia, en la que se elegirán 21.383 cargos, entre los que destacan 15 gobernaciones y los 500 miembros que conforman la Cámara de Diputados, que son las que reflejarán la performance nacional del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y las herramientas con las que contará para gestionar la segunda mitad de su sexenio.

De acuerdo al padrón confeccionado por la Instituto Nacional Electoral (INE), unos 94.800.000 personas están habilitadas para votar en todo el país y elegir: todos los legisladores federales, gobernadores para 15 de los 32 estados del país, 1.926 ayuntamientos (una autoridad menor a una intendencia) y juntas municipales, 30 congresos locales (1.063 diputaciones) y 30 entidades.

En las elecciones federales se elegirá la totalidad de la Cámara de Diputados, que se renueva cada tres años. De esas 500 bancas, 300 se adjudican por mayoría directa y 200 por un sistema de representación proporcional, una combinación que permite que un presidente pueda contar con un respaldo parlamentario aún mayor que los votos que obtuvo para la primera magistratura.

Es el caso del actual presidente, AMLO, como lo identifican los mexicanos, concentra 338 diputados federales, de los cuales 320 son parte de la coalición con la que llegó al Gobierno, Juntos Haremos Historia, formada por su Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), los partidos Del Trabajo, Encuentro Social, Verde y cinco independientes.