El gobierno porteño avaló el cierre decretado por Nación y también suspendió las clases, los motivos

0
135

En una conferencia de prensa posterior al discurso de Alberto Fernández, el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a mostrarse alineado totalmente al gobierno nacional y avaló las nuevas restricciones. Hoy, la ministra de Educación porteña explicó los motivos del porque no habrá clases.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dio detalles el jueves por la noche sobre la próxima etapa en la Ciudad, y sostuvo: “Estamos convencidos de que en este momento es muy importante llevar tranquilidad a los vecinos trabajando en forma coordinada con el Gobierno nacional y con todas las provincias”.

Horacio Rodríguez Larreta comenzó su discurso con cifras, señaló que en la Ciudad “el promedio diario de casos es de 2.500”, y explicó: “También hubo un aumento en la ocupación de camas de terapia intensiva, que en el sistema público está en el 83%”.

De la misma forma, añadió que la Ciudad “ya recibió 996.000 vacunas por parte del Gobierno nacional”, y destacó: “Ya aplicamos el 99%. Además tenemos vacunados el 91% de los adultos entre 60 y 70 años, y el 100% de los mayores de 70 que se registraron”.

En relación a los próximos días, el Jefe de Gobierno porteño aseguró: “Se ratifica la prohibición de los encuentros sociales en lugares abiertos y cerrados. Asimismo, el transporte público seguirá siendo para los trabajadores esenciales y solo se permitirá la circulación para actividades de cercanía. Por otro lado, los comercios esenciales van a seguir trabajando con los protocolos vigentes, y los no esenciales podrán trabajar pero de la puerta para afuera. En relación a los locales gastronómicos, podrán trabajar en la modalidad delivery o retirando la comida en el lugar. Tanto la industria como la construcción van a estar limitados a lo que determine el DNU de Nación”.

No habrá clases hasta ek 31 de mayo en la Ciudad de Buenos Aires

Además de estas medidas, anunció que “los clubes estarán cerrados y no estarán habilitadas las actividades religiosas”, e indicó: “En los parques y plazas cerraremos los patios de juegos, aunque se podrán realizar deportes y actividades individuales. En materia de transporte reforzaremos los controles, y en términos del transporte vehicular vamos a cerrar 71 pasos de entrada y salida de la Ciudad. Por otro lado, habrá 3.000 agentes de prevención en calles, plazas y parques. También estamos coordinando con los 40.000 consorcios de la Ciudad para reforzar las medidas de cuidado y control, y para eso estarán a disposición 5.000 trabajadores”.

Por último, y en relación a la educación, afirmó que “el miércoles, jueves y viernes de la semana que viene no habrá clases presenciales”, aunque confirmó que “esos días se recuperarán del 20 al 22 de diciembre, para que los alumnos no pierdan ni un solo día de clases”. En esta línea, concluyó: “Ratifico mi compromiso de que luego de las restricciones lo primero que vamos a abrir son las escuelas”.

De la conferencia del jueves por la noche también participaron el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; la ministra de Educación, Soledad Acuña; el ministro de Salud, Fernán Quirós, y el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Mendez.

Soledad Acuña, ministra de Educación porteña

Este viernes, Soledad Acuña justificó la decisión de la gestión porteña de suspender completamente las clases la semana próxima, en vez de pasar a la virtualidad como se dispuso a nivel nacional para las zonas de mayor riesgo epidemiológico.

“Hace dos semanas atrás seguían las actividades económicas abiertas, entonces las clases también continuaron; ahora cambió”, sostuvo la funcionaria en diálogo con radio Continental.

La ministra de Educación porteña fundamentó la decisión adoptada ahora -es decir la suspensión completa de las clases en los tres días hábiles de la semana próxima y su posterior recuperación en diciembre- en “el momento de angustia que estamos viviendo todos los argentinos y la situación que no para de crecer en términos sanitarios”, en referencia al incremento de casos de coronavirus.

“En diálogo con el Gobierno nacional y por el momento de angustia que estamos viviendo todos los argentinos y la situación que no para de crecer en términos sanitarios, hoy se decidió que todo lo demás se cierra y las clases también”.

“Lo que vimos en estos meses es que la presencialidad no puede ser reemplazada por la virtualidad”, insistió Acuña y aclaró que a las familias que decidieron no enviar a sus hijos de forma presencial a la escuela por temor a los contagios, “no se les computan las faltas y se los acompaña con cuadernillos”.

Consultada acerca de cómo estaban funcionando las clases de aquellos grados cuyas burbujas se rompían por contagios o contactos estrechos, Acuña insistió con que desde el Gobierno porteño tienen “la convicción de que la escuela con protocolo es un lugar seguro, tres meses mostramos la evidencia que no es un lugar donde los contagios se propagan”.

La funcionaria dijo que en estos tres meses, desde el comienzo de clases presenciales, en la Cuidad hubo un promedio de crecimiento de casos acumulado del 14%, pero que “de las 700 mil personas que transitan las escuelas solo 1,67 % fueron contagios, solo hubo 11.700 contagiados, contra 5,14 % del resto de la Ciudad”.

Luego de la decisión de suspender en forma total las clases, Acuña explicó que “se recuperarán estos tres días de forma presencial el lunes 20, martes 21 y miércoles 22 de diciembre, que con el calor se lleva mejor”, en vez de terminar el 17 de diciembre.

Asimismo, dijo que a mediados de junio se prevé “tener vacunado a todo el personal docente” y señaló que están “empadronando la segunda camada de docentes”, ya que solo tienen vacunados “a 16 mil personas de 110 mil docentes”.

“Ahora hay empadronamiento para docentes y personal estratégico, entre 59 y 55 años y avanzaremos por rango etario, y si las nuevas vacunas siguen el ritmo de entregas comprometido, para mediados de junio, todo el personal docente estará vacunado”, afirmó.

Consultada sobre una nueva resolución de la cartera educativa que decidió otorgar fondos económicos para la compra de insumos de bioseguridad a las familias que integran las cooperadoras de las escuelas públicas y ante quejas de algunas escuelas, la funcionaria aclaró que “se dialogó con las cooperadoras y escuelas”.