Abierto de Roma: Tras su histórico triunfo ante Serena Williams, Podoroska perdió con la croata Petra Martic

0
119

La tenista rosarina no pudo aprovechar el envión anímico que traía tras haber logrado el triunfo más resonante de su carrera ante Serena Williams y quedó eliminada del abierto de Roma, al perder hoy en los octavos de final con la croata Petra Martic por 3-6, 6-1 y 6-2.

Podoroska, nacida en Rosario y ubicada en el puesto 44 del ranking mundial de la WTA, protagonizó un rendimiento de mayor a menor y lo pagó con la derrota ante Martic (25) luego de dos horas exactas de juego en el Foro Itálico de la capital italiana.

La rosarina de 24 años, vencedora en las rondas previas de la alemana Laura Siegemund (55) y la estadounidense Serena Williams (8), tuvo un comienzo arrollador ante Martic y se llevó el primer set por 6-3 en media hora.

Sin embargo, a partir del segundo acumuló numerosos errores no forzados, cedió la iniciativa y fue fácil presa de la tenista balcánica, que se llevó los sets siguientes por 6-1 y 6-2 con comodidad y avanzó a cuartos de final, instancia en la que se medirá con la estadounidense Jessica Pegula (31), vencedora de la rusa Ekaterina Alexandrova (33) por 6-2 y 6-4.

Más allá de la derrota, a la “Peque” Podoroska le quedaron buenas sensaciones de su paso por Roma, uno de los torneos más importantes del circuito femenino en el que descolló la mejor tenista argentina de la historia, Gabriela Sabatini, con cuatro títulos en 1988, 1989, 1991 y 1992.

De hecho, la rosarina alcanzará la semana próxima el mejor ranking de su carrera, ya que con los puntos que sumó en Roma se ubicará en el casillero 41, y comenzará a pensar en defender las semifinales de Roland Garros que alcanzó en 2020, en el Grand Slam que se jugará en París desde el 30 de mayo al 13 de junio.

En otros resultados de los octavos de final, la número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty, le ganó sin pasar sobresaltos a la rusa Verónica Kudermetova (28) por 6-3 y 6-3, mientras que la estadounidense Coco Gauff (35) venció a la bielorrusa Aryna Sabalenka (4) por 7-5 y 6-3.

Podoroska con Williams durante el partido del miércoles

El miércoles había alcanzado la victoria más trascendente de su carrera en el Abierto de Roma, tras imponerse sobre una leyenda como la estadounidense Serena Williams, una de las mejores tenistas de todos los tiempos, por 7-6 (8-6) y 7-5 en un partido válido por la segunda ronda.

La “Peque” doblegó ayer a Williams (8), dueña de una colección de 23 títulos de Grand Slam, luego de una hora y 59 minutos de juego en la cancha central del Foro Itálico romano.

Anteriormente había comenzado su participación en Roma superando el martes en la ronda inicial a la alemana Laura Siegemund (55) con una gran reacción que le permitió llevarse la victoria por 2-6, 7-6 (7-3) y 6-1, y durante la jornada del miércoles elevó su nivel para vencer a una “top ten” como Williams, ex número uno del planeta y con 75 títulos en su palmarés.

La número uno del tenis argentino, quien a fin de mes defenderá en Roland Garros los puntos que consiguió el año pasado con su acceso a semifinales, en un punto de inflexión en su carrera, llegó a Roma precedida de malos resultados, incluida su infructuosa participación con la camiseta argentina en la serie de la Copa Billie Jean King (ex Fed Cup) ante Kazajistán que se perdió en Córdoba, el mes pasado.

Sin embargo, las dudas que tenía antes de Roma, generadas por esos malos resultados, comenzaron a disiparse con el triunfo con remontada incluida ante la teutona Siegemund, y se fueron del todo con su enorme victoria sobre Williams, a quien sólo una vez le había ganado una argentina, le pergaminense Paola Suárez en Amelia Island 2000 y cuando Serena tenía apenas 18 años.

Podoroska le ganó a Williams en una hora y 59 minutos de juego en la cancha central del Foro Itálico, en Roma.

Podoroska comenzó a edificar su éxito en el primer set que se llevó recién en la definición rápida en el tie break, merced a buenas decisiones y una derecha paralela formidable que le permitió adelantarse por 7-6 (8-6).

En el segundo parcial, la rosarina elevó su rendimiento, eso le permitió escaparse en el marcador 5-2 con un quiebre de servicio (en el 4-2) y parecía allanar el camino a los octavos de final, aunque enfrente tenía a una gran campeona que se recuperó y tras quedarse con 12 puntos consecutivos igualó el partido 5-5.

Podoroska, lejos de lamentarse por la ventaja desperdiciada, sacó casi a la perfección en el juego siguiente, se adelantó 6-5 y luego quebró a Serena con un par de buenas devoluciones y una derecha demasiado larga de la norteamericana que desató el festejo.

La argentina, quien en la previa había confesado que Serena era su máxima ídola cuando comenzó a jugar al tenis de niña, festejó con el puño cerrado y no demasiada euforia por respeto a una tenista que se convirtió en leyenda y a los 39 años transita el segmento final de su brillante carrera.

De todas maneras, la mirada de Podoroska está puesta más allá, apunta a París (Roland Garros se jugará desde el 30 de mayo al 13 de junio), y Roma le sirvió para recuperar la confianza perdida, anotarse un triunfo de los realmente importantes y estirar su invicto ante las “top ten”, ya que anteriormente había superado a la ucraniana Elina Svitolina (5) y a la checa Petra Kvitova (9).