El rincón del tutor coach – Grajeas IV

0
177

El vínculo entre enseñanza y aprendizaje se fortalece todo el tiempo. Los alumnos de un MBA y los profesores están en una posición única entre la Escuela de Negocios, la empresa (todos son ejecutivos) y el mundo exterior real.

Por Pablo Tigani

Somos todos responsables de todo lo que sucede en el negocio y en el aula; desde la estrategia adecuada, la estructura optima, el talento humano, los valores y la cultura de la organización.

Debemos responder a lo que está sucediendo en el mundo y en el país. Los maestrandos necesitan encontrar un espacio intelectual para aprender sobre todo lo que está cambiando constantemente en el entorno externo (VICA o VUCA); para que aplicando el juicio, se puedan identificar dónde se encuentran las amenazas y oportunidades reales; averiguando cómo reorganizar mejor esos cambios dentro de sus empresas.

Hoy recordé a un maestrando, llamado Sebastian Galansino. Dura tarea estos años. El tiene que realizar cambios continuos, equilibrando la necesidad de cumplir las expectativas de los accionistas con la tarea de reorientar el negocio de “auto partes”. Sebastián resumió sin grandilocuencias: “Es necesario lograr un equilibrio entre crear valor para los accionistas, los clientes y empleados, sin descuidar el impacto exógeno. La empresa es parte de un ecosistema más amplio: los stakeholders y mundo”.