El rincón del tutor coach – Grajeas III

0
39

Un buen profesional debería cuestionar sus propios conocimientos, la mayoría de ellos no se adquieren en el ámbito académico.

Por Pablo Tigani

“La economía se recuperará de manera más fuerte”, “es por el efecto cosecha… o al revés”, “esperamos que esta recesión pandémica no vaya a durar mucho tiempo”, “la confianza inversora”, “Va a pasar esto o aquello”.

Siempre comparto en clase que el pronóstico no es científico. No se aprende en la universidad, no hay epistemología que lo avale. A mí me gusta hablar de “cierta predictibilidad”, usando las palabras correctamente. Los estallidos económicos o financieros y las crisis ocurren, eso demuestra la incapacidad científica de pronosticar.

El conocimiento que tenemos de las causas es incompleto (aleatoriedad), aunque no por eso un proceso economico tenga una derivación impredecible. Entonces digo: “no tenemos que repetir lo que dijo alguien o un medio-sin citar la fuente-”. Además, es necesario medir la diferencia entre lo que sabemos y lo mucho que pensamos que sabemos.

Un académico no tiene chances, dudar es un deber. Un profesional sabio debería cuestionar sus propios conocimientos, caso contrario no estaría considerando la existencia de otros colegas que puede que sepan otra cosa que pueda enriquecer sus conocimientos.