CAME: casi 2 millones de turistas viajaron por el país en Semana Santa y gastaron $11.400 millones

0
115

Alrededor de 1,9 millones de turistas locales visitaron distintos puntos del país durante el feriado largo de Semana Santa y desembolsaron alrededor de $11.400 millones a lo largo de los últimos cuatro días, según un informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

La cantidad de turistas y el monto gastado no tienen cotejo, debido a que la Semana Santa en 2020 fue en medio de las medidas de aislamiento dispuestas para morigerar el avance del coronavirus.

En base a los números de CAME, la Semana Santa 2021 recuperó brillo y alentó a 1,9 millones de turistas residentes a recorrer entre el miércoles y domingo más de 100 ciudades de la Argentina, a los que se sumaron otros 2,3 millones de personas que decidieron trasladarse a ciudades o localidades cercanas a sus lugares de residencia, en busca de ocio y recreación.

Los turistas -con una estadía media de 3 días y un gasto diario per cápita de $2.000- dejaron ingresos directos por $11.400 millones en las economías regionales y la Ciudad de Buenos Aires.

En tanto, los denominados “excursionistas” -con viajes de menor extensión- gastaron en promedio $1.150 cada uno, sumando un total de $2.666 millones.

Así, entre turistas y excursionistas, el fin de semana dejó un saldo de 4,2 millones de personas recorrieron el país entre el jueves 1 de abril y el domingo 4, generando un impacto económico directo de $14.066 millones.

La fecha estuvo cerca de recuperar los valores prepandemia. El último fin de semana santo fue en 2019, con 2,1 millones de turistas y 2,6 millones de excursionistas, señaló CAME.

Según el Ministerio de Turismo, hasta el miércoles 31 de marzo se habían realizado 1,2 millones de certificados para viajar en estos días, uno de los requisitos para poder transitar hacia los destinos.

A diferencia de otras épocas, el argentino se quedó a vacacionar en su país y hubo muy poco turismo internacional por el cierre de fronteras.

Los centros más elegidos fueron las localidades de la Costa argentina, Córdoba, Iguazú, Salta, Tucumán, Mendoza y Entre Ríos.

Qué sucedió en la provincia y la Ciudad de Buenos Aires

Provincia de Buenos Aires: el 30% de los turistas que salieron el fin de semana eligieron destinos del distrito. El tiempo fue bueno, las temperaturas agradables y el sol estuvo presente. El miércoles por la tarde y el jueves 2.100 autos por hora circularon por la Autovía 2 rumbo a la costa atlántica, de acuerdo con datos del puesto de peaje Samborombón. Según la empresa concesionaria de ese tramo de la ruta provincial, habitualmente pasan entre 200 y 500 vehículos cada 60 minutos.

En Mar del Plata, la ocupación fue buena. Si bien la gente priorizó lugares menos concurridos, las playas de esa ciudad estuvieron repletas. En Cariló, Vila Gesell, Mar de las Pampas o Pinamar, el movimiento fue bueno. Prevaleció el turismo con casas o cabañas propias. Hubo eventos, especialmente artísticos, y la gastronomía se movió bien, dadas las restricciones de ingresos de la población.

Otras localidades populosas fueron Mar del Tuyú, San Clemente del Tuyú, Las Toninas, Santa Teresita, Costa del Este, y San Bernardo, con precios accesibles. En el interior de la provincia, la ciudad que lució repleta fue Tandil, el director de Turismo local declaró que el nivel de ocupación fue similar al fin de semana de Carnaval y que la localidad “está colmada”. Los paseos, ferias y distintos atractivos estuvieron casi repletos. También hubo centenares de actividades que desplegaron turistas por Sierra de la Ventana, Villa Ventana, Tigre, San Pedro, y Chascomús, en todas respetándose los protocolos.

Ciudad de Buenos Aires: con la mirada puesta en los turistas de las distintas provincias del país, la Ciudad ofreció una inagotable agenda con variadas propuestas para disfrutar un par de días o todo el fin de semana. Sin el turismo internacional, se manejó con muchos excursionistas de la provincia de Buenos Aires y el conurbano, y visitantes de provincias como Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba principalmente. CABA fue muy estricta con el cumplimiento de los protocolos y amplió la capacidad de los lugares de testeos para los turistas que ingresaron y aquellos que regresaron al distrito. Museos, el cementerio de Recoleta, El caminito en La Boca, Plaza de Mayo, el teatro Colón, El Rosedal, la Reserva Ecológica, iglesias, fueron algunos de los lugares recorridos.

La Ciudad promocionó el “Turismo en barrios” con circuitos al aire libre peregrinando por distintos barrios para conocer su mística, sus costumbres, sus personalidades icónicas y sus lugares emblemáticos. Otra de las propuestas fue el turismo a cielo abierto y saludable, con paseos en bicicleta o caminando. En Belgrano, los visitantes se acercaron a conocer el Barrio Chino, en Nuñez, la cancha de River, y en muchas plazas apreciaron murales y esculturas históricas.