Fabián Castillo: “Nos estamos preparando para una nueva ola”

0
231

Entrevistamos al presidente de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Fabián Xavier Castillo, quien nos habló sobre la situación de las Pymes, los comercios y la reconversión del micro y macrocentro porteño ante la continuidad de los efectos derivados de la pandemia de coronavirus.

Por Alex Contreras

Fabián Castillo, titular de FECOBA
  • Esta semana te escuchamos decir que las pymes y los comerciantes no están en condiciones de asumir mayores medidas restrictivas  por la pandemia, “Hoy la pyme necesita un respirador más que nunca”, ¿Cuál es el pronóstico que ves en el horizonte?.

Esta pandemia desde hace más de una año nos enseño donde realmente está la enfermedad. Cuando transitamos los primeros días, no salíamos a la calle, desconocíamos lo que llevaría este momento difícil. Ese tiempo nos demostró la debilidad que las Pymes tenemos hace décadas. No podemos salir del país no solo por el covid, sino la gran lucha es no morir de inanición por no poder trabajar. Nos estamos preparando para una nueva ola, en la que estamos tratando que no sean cierres totales sino programados. Desde FECOBA hemos hecho manuales para ayudar al comercio y a la Pyme a que pueda sortear esto que es un fenómeno de fuerza mayor.

  • Según un estudio de FECOBA cerraron 16.800 locales comerciales cerraron y el Microcentro parece una tierra asolada. ¿Qué medidas de reconversión están analizando en conjunto con el Gobierno para paliar esta situación?

Estamos trabajando desde un Comité de Crisis que conformamos desde FECOBA que constituimos desde el inicio y comenzamos una labor de coordinación con el Gobierno Nacional y con el Gobierno de la Ciudad para tratar de paliar la crisis y las medidas que ellos imponían que afectan a los comercios. En el pico de la pandemia en septiembre tuvimos 21.800 locales cerrados y luego de un arduo trabajo con los comerciantes e industriales pymes muchos se han reconvertido. Hemos visto cómo en algunas arterias importantes vemos la reconversión de un rubro a otro, o probablemente se fueron de una arteria principal a una adyacencia para bajar los costos, eso también estamos apoyando para que el comerciante o pyme no perezca sino que se reconvierta. Estamos también trabajando fuerte con la digitalización desde FECOBA, sabemos que va a llevar tiempo pero este aprendizaje nos apremia, Debemos entender que hoy no será nada igual hacia adelante.

  • A medida que el distanciamiento y las restricciones continúan la tendencia global es que la gente se va de las grandes ciudades, Cómo puede trabajar remotamente o se la requiere solamente un par de días buscan vivir afuera. Esto impacta en el real estate de oficinas y además en los comercios al no haber masa de gente. ¿Qué opinan de esta tendencia?

Lo que está pasando en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires está pasando en los “Downtown” de todas las grandes ciudades en el mundo. Aquí está situado el problema en el Micro y Macrocentro. En FECOBA tenemos una mesa conformada por las 8 cámaras y asociaciones cuya zona corresponde al centro y además cámaras sectoriales y verticales como Ápice, que es la cámara de los pizzeros, la cámara de bares, la cámara del helado artesanal, la cámara de los garajes solo por citar algunas todos juntos estamos trabajando para generar políticas de Estado acordes a esta situación.

Los contactos que tenemos con otras cámaras como las de Málaga, Valencia y otras con las que estamos hablando nos están indicando que los micro y macrocentros, los cascos históricos y los centros financieros se están reconvirtiendo a largo plazo en barrios. Las estimaciones indican que nada será igual de aquí en más. Estos lugares tienen que ver con el turismo pero también con cambios de hábitos que trajo la pandemia y que tendremos que asumir. Por ejemplo en lo que respecta al trabajo remoto o “home office” vemos un gran porcentaje de oficinas en el micro y macrocentro cerradas porque las empresas han decidido que sus empleados trabajen desde sus casas. Allí estamos buscando medidas concretas para acompañar el cambio que se está dando en las grandes metrópolis y en particular en lo que nos atañe que es la Ciudad de Buenos Aires.

  • Sin embargo, la vacancia de edificios de oficinas puede dar lugar a otro tipo de emprendimientos como residencias geriátricas, o bien la reconversión en viviendas habitacionales para los que si quieren disfrutar de una gran ciudad como buenos aires, ¿Qué opinas de esto?

La reconversión de las oficinas que hoy están cerradas van a ir lentamente hacia un proceso de reconversión en el cual intervenimos todos. Nosotros estamos trabajando en propuestas para realizar al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y al Gobierno Nacional para que haya una transformación en distritos. Esto demanda un fuerte trabajo de apoyo, en ABL, Ingresos Brutos entre otras y quizás cambios en la zonificación y permisos. Será necesario el involucramiento quizás de la Legislatura para que haya un cambio en los permisos de usos para la utilización de esos lugares.

  • Nicholas Christakis, profesor de Yale y Científico Social en su libro Apollo’s Arrow: The Profound and Enduring Impact of Coronavirus on the Way We Live (La flecha de Apolo: el impacto profundo y duradero del coronavirus en la forma en que vivimos), en el que analiza los tiempos y el impacto de las pandemias anteriores dice que podríamos entrar en una etapa post pandemia en el 2024. ¿Qué cambios estimas se darán en los años por venir y qué decisiones deberían tomar los comerciantes y empresarios pymes para afrontar esos desafíos?

Es así. Cuando analizamos el tiempo transitado en estos miles de años y vemos el análisis histórico vemos que es la primera vez que ahora hay una crisis global en la que ningún país del mundo ha quedado afuera de esta pandemia y aprendizaje. Como dijimos antes, nada va a ser igual que antes del 2020. Esto va a ser un cambio de era que vamos a ir comprendiendo con el tiempo. Quizás dentro de 200 o 300 años se va a hablar del 2020 como un momento bisagra en el ser humano que nos impuso cambios sobre como cuidar el medio ambiente, como debemos ser responsables hacia nuestras vidas y también responsables hacia la vida del próximo y que esa es la forma de convivir en una sociedad y buscar este trabajo conjunto de perseguir la dignidad del hombre en el cual el trabajo es un eslabón clave dentro de la cadena de desarrollo y de inclusión.

  • ¿Cómo ha impactado la transformación digital en las empresas y comercios asociados a FECOBA?

Todo lo que tiene que ver con la digitalización, en nuestro caso FECOBA Digital está enmarcado en un proceso de transformación que lleva tiempo. Las nuevas generaciones lo captan más rápido pero quienes tenemos años es un proceso más lento. Sin embargo desde FECOBA hemos tomado la determinación de trabajar en materia de capacitaciones. El año pasado hemos hecho muchísimas capacitaciones para llevar herramientas al día a día de ese pequeño comerciante o mini pyme para que entienda que la vidriera de su local, no es solamente la física sino que debe abrirla a través de la digitalización para que muchos otros puedan acceder a esa vidriera. Estamos en ese camino y hemos acelerado los tiempos para que podamos llegar a tomar todos los beneficios que tiene la informática y la digitalización para que llegue a la mayor cantidad de gente posible. Hoy por ejemplo el celular ya es una extensión de nuestro cuerpo y parte de nuestras vidas. Nos podemos olvidar de muchas cosas pero no el celular que ya no es solamente una herramienta de comunicación sino de transformación total en la vida del ser humano. Tenemos que acercar estos instrumentos a nuestros comerciantes y pymes. Debemos abrir esa vidriera al mundo.

  • ¿Qué medidas ha tomado la entidad para ayudar a sus asociados en este tiempo?

Lo que hemos hecho desde el equipo de FECOBA, lo primero es que hemos tratado que cada uno encuentre en el otro sus mejores capacidades que todos tenemos. Es en ese reconocimiento y vínculo y buscar el don en otro, fue algo que intencionalmente buscamos para poder estrechar los vínculos hacia lo que tenemos delante. 

Desde el primer momento cuando salió el primer Decreto de Necesidad y Urgencia ya hace un año aprendimos a fortalecernos unos a los otros y hacer sentir al otro que estamos a su lado para brindarles apoyo.

Este trabajo que hicimos hacia dentro del equipo lo bajamos hacia las cámaras que nucleamos e intentamos que vía estas asociaciones lleguen a las miles de empresas que indirectamente representamos en FECOBA. 

Otro ejemplo es el  Comité de Crisis que formamos los primeros días de comenzada la pandemia y que nunca cesó de trabajar. Allí uno de los primeros convenios que firmamos fue con Omar Sued, presidente de la Asociación Argentina de Infectología para trabajar en los manuales de procedimiento en Fecoba para la Ciudad de Buenos Aires. Esos mismos manuales que salieron de Fecoba se replicaron luego en el resto del país. Una persona cada 15 m2, el tapaboca y personas a 1.5 metros de distancia con el cliente y el vendedor. Métodos para probar la ropa, los mecanismos de sanitización entre otras. Todo eso lo hicimos para proteger la fuente laboral y los negocios de nuestros asociados pero también proteger al cliente y hacerlo sentir seguro para que siga concurriendo, al igual que el comerciante pueda trabajar tranquilo. Un claro ejemplo del compromiso de Fecoba hacia la ciudadanía y hacia lo que nosotros representamos que son cientos de miles de Comerciantes y Pymes

Desde FECOBA lo que buscamos permanentemente es brindarnos, hacernos sentir. Siempre decimos que nos hemos reconvertidos en cerrajeros porque entregamos llaves de soluciones, y esto es entregar una mano abierta para pensar juntos en la solución de problemas del otro. 

Esperemos que este año también sigamos cuidándonos y respetándonos los unos a los otros. Saber que enfermarnos es también poder enfermar al prójimo. Que Dios nos ilumine para que podamos transitar este año con salud, trabajo y que todos juntos salgamos adelante. Que podamos mirar en el tiempo que esta también ha sido una experiencia para buscar la unión y que las cosas nos vayan mejor.