La exmandataria confirmó su decisión y la comunicó al secretario general, Julio Vitobello. Pese a la anunciada renuncia salarial, sus ingresos mensuales con las dos pensiones ascenderán a 655.000 pesos mensuales.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner renunció a percibir los haberes que le corresponden por desempeñar el cargo para el que fue elegida junto al presidente Alberto Fernández en 2019, informaron fuentes oficiales, y por lo tanto, la exmandataria, dejará de percibir su sueldo a partir del 1 de abril de 2021.

La renuncia de la vicepresidenta a cobrar sus haberes será tramitada por el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, a quien le envió una nota con ese fin. Desde ahora cobrará unos 375.000 pesos por haber ejercicido la primera magistratura del país, lo cual se suma a la pensión que le corresponde por haber sido esposa de Néstor Kirchner. Esta última ronda los 280.000 pesos. Es decir que entre ambos conceptos, sumaría unos $655.000. 

Imagen

No obstante, la titular del Senado continuará percibiendo su jubilación y la pensión que le corresponde como viuda del ex presidente Néstor Kirchner.

En el mensaje a Vitobello, difundido hoy oficialmente pero que lleva fecha del 5 de marzo último, la presidenta de la Cámara Alta afirma que dos días antes (el 3 de marzo) la Anses había emitido una resolución por medio de la cual se le restituye la asignación mensual vitalicia en su carácter de expresidenta de la Nación durante los mandatos 2007-2011 y 2011-2015.

Fernández de Kirchner, además, recordó que había sido “ilegítimamente privada” de esa asignación mensual vitalicia como exmandataria durante el gobierno de Mauricio Macri y, para fundamentar esa definición, citó una sentencia judicial de 29 de diciembre de 2020.

“Si bien de acuerdo a la normativa vigente tengo legítimo derecho a percibir mis haberes como Vicepresidenta de la Nación, es mi decisión renunciar al mismo”, afirma en la misiva.

CONTROVERSIA - Cristina Fernández de Kirchner renunció al sueldo de  vicepresidenta

Asimismo, la vicepresidenta recordó que, en su momento, también renunció al beneficio, que le otorgó una sentencia judicial para que el Impuesto a las Ganancias no fuera descontado de sus dos asignaciones vitalicias.

Fernández de Kirchner remarcó que esa decisión sobre Ganancias se le había otorgado “por asimilación legal de dichas asignaciones a las que perciben los integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación quienes, como todos y todas sabemos, no pagan Impuesto a las Ganancias”.