La medida forma parte de una serie de decretos firmados por el presidente Joe Biden para contener la pandemia.


La estrategia de lucha contra la pandemia que presentó el flamante presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prevé que los viajeros que ingresen al país deberán presentar test recientes con resultado negativo de coronavirus y estar dispuestos a permanecer una semana en cuarentena.

“Además del uso de tapabocas, todos aquellos que viajen a Estados Unidos desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión y realizar una cuarentena cuando lleguen”, anunció Biden en una conferencia en la Casa Blanca.

La exigencia de una prueba ya había sido ordenada por el Gobierno anterior de Donald Trump en sus últimos días en el poder, pero el aislamiento era sólo una recomendación, informó la agencia de noticias AFP.

Biden:  "Todos aquellos que viajen a Estados Unidos desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión".

En concreto, se informó, el Gobierno abrió un plazo de 14 días para implementar la orden del CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades), que exige un test negativo de Covid-19 antes de viajar hecho en los tres días previos a la partida.

Además, el CDC recomienda una cuarentena posterior de 7 días.