Año Nuevo: en Oceanía empezaron los festejos

0
109

Nueva Zelanda, el archipiélago de Kiribati y las islas Samoa fueron los primeros países en recibir el Año Nuevo y despedir un 2020 marcado por el coronavirus.

En Sidney, la mayor ciudad de Australia, se realizaron los tradicionales shows de fuegos artificiales.

A diferencia de los habitantes de Sidney, la capital australiana, donde tuvieron que conformarse con ver los fuegos artificiales por televisión, los neozelandeses sí pudieron asistir al tradicional espectáculo de fuegos artificiales.

El tradicional espectáculo de luces y sonidos en la bahía de Sidney esta vez sólo fue para verlo a través de una pantalla ya que la capital de Australia tuvo un rebote en los casos de coronavirus durante los últimos días.

A las 7 de la mañana de Argentina (10 GMT) los 300 mil habitantes de Kiribati y Samoa, en el Pacífico Sur, fueron los primeros en recibir el 2021.

Aunque en gran parte no se vieron afectadas por la pandemia, las naciones del Pacífico experimentaron una nueva forma de Año Nuevo, debido al cierre de fronteras, el toque de queda y el confinamiento, informó AFP.

En tanto en la estación balnearia Taumeasina, rodeada de palmeras cerca de Apia, la capital de Samoa, Tuiataga Nathan Bucknall, que dirige una propiedad, se enorgullece de poder acomodar a un número ilimitado de huéspedes, aunque aclaró que por la pandemia, esta vez la venta de alcohol se cortaba a las 11 de la noche.

Corea del Sur

Las restricciones a nivel mundial

En Tokio, los residentes enfrentan la perspectiva de que se imponga un estado de emergencia, después de que se registrara un récord diario de 1.300 nuevas infecciones por coronavirus.

En Europa, Italia, uno de los países en los que la pandemia se manifestó con más fuerza, está sujeta a un confinamiento de su población hasta el 7 de enero y a un toque de queda desde las 22, para evitar un aumento importante de casos por las fiestas.

Este es el temor que sobrevuela todo el mundo. De Brasil hasta Letonia, pasando por Francia, se desplegarán agentes de policía y soldados, en algunos casos, para garantizar el cumplimiento del toque de queda y la prohibición de reuniones.

Francia, que mantuvo un confinamiento estricto entre finales de octubre y mediados de diciembre, sustituido entonces por un toque de queda, anunció este jueves que detectó el primer caso de la nueva cepa de Covid-19 surgida en Sudáfrica, pocos días después de que hallaran el primer positivo de la nueva cepa británica.

La cepa británica fue detectada por primera vez el 19 de diciembre en el sur de Inglaterra y, según las estimaciones iniciales, podría ser 70% más contagiosa.

El país registró hoy un récord de 55.892 casos diarios, lo que confirma la escalada de su segunda ola.

Pese al oscuro panorama, en Londres habrá un concierto en directo de la cantante estadounidense Patti Smith en homenaje a los trabajadores de salud pública que fallecieron por Covid-19.

Se transmitirá en directo en la pantalla de Piccadilly Circus y se difundirá por YouTube.

En Alemania, que está confinada hasta el 10 de enero, la canciller Angela Merkel aprovechó este jueves su mensaje de Año Nuevo para alertar que la crisis del coronavirus se extenderá a 2021, a pesar de la llegada de las vacunas.

En Brasil, el segundo país más afectado del mundo, que registró más de 193.000 muertes por Covid-19, los médicos temen una nueva ola frente a una población que a esta altura respeta poca las normas de prevención.

En tanto, en algunos países de Medio Oriente, las personas podrán celebrar casi con normalidad.

En Dubai, se espera que miles de personas asistan a un espectáculo de fuegos artificiales e iluminaciones láser en Burj Khalifa, la torre más alta del mundo, a pesar de un gran número de nuevos casos.

En Beirut, capital de Líbano, que todavía se tambalea por la mortal y devastadora explosión del 4 de agosto en el puerto, las autoridades también relajaron las medidas.