Argentina y varios países suspendieron los vuelos procedentes del Reino Unido por la nueva cepa de coronavirus

0
198

El Gobierno nacional dispuso el domingo la suspensión del ingreso de los vuelos procedentes de Gran Bretaña tras la aparición de una nueva cepa de Covid-19, que, según las autoridades de ese país, se encuentra “fuera de control”, informaron fuentes oficiales.

Se suspenden los vuelos desde Reino Unido
Tras el anuncio realizado el sábado por el primer ministro británico, Boris Johnson, sobre una nueva cepa de coronavirus, al menos 11 países europeos cesaron unilateralmente los vuelos procedentes de la isla.

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Portugal, la República Checa y Suecia -además de Israel, en Asia- anunciaron la suspensión de todos los vuelos con destino u origen en Reino Unido.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció el sábado en conferencia de prensa que desde el domingo y hasta el 30 de diciembre se endurecerán las restricciones en Londres y el sudeste de Inglaterra, pues datos preliminares sugieren que el virus que circula en esas regiones es 70% más contagioso.

El último vuelo procedente del Reino Unido arribó esta mañana al aeropuerto internacional de Ezeiza, donde se instrumentó un operativo especial para el control exhaustivo de los pasajeros, tras la decisión del Gobierno nacional de suspender los servicios entre ambos países, luego de la aparición de una nueva cepa de Covid-19.

Según indicaron fuentes aeroportuarias, el operativo especial se desarrolló después del arribo del vuelo BA245 de la empresa British Airways que, procedente de Londres, que tocó pista a las 9:10 con 176 pasajeros a bordo.

De acuerdo con lo informado por las fuentes, se procuró el aislamiento total de todos los pasajeros para un control más riguroso de lo que se venía realizando y para asegurar, además, un seguimiento posterior de cada uno, tanto a los extranjeros, como a los argentinos o residentes, que permanecerán en el país.

El vuelo de British aterrizó tan solo minutos después de que lo hubieran hecho otros dos procedentes de Europa, Air France a las 8.45 desde París, e Iberia 8.55, desde Madrid, por lo que los pasajeros que venían en el avión desde Inglaterra, debieron esperar para desembarcar hasta que el hall de migraciones se hubiera desagotado por completo.

A partir de allí, además del control de temperatura que realizan automáticamente las cámaras térmicas ubicadas en un sector del pasillo de ingreso a Migraciones, se procedió al examen PCR a todos aquellos pasajeros que no lo hubiesen hecho en origen.

El examen demanda 90 minutos para contar con el resultado y tras ello, aquellos que hayan dado negativo, podrán ingresar al país sin problemas, pero dejando constancia del domicilio donde deberán guardar los siete días de aislamiento que fueron decididos por las autoridades de Salud para quienes provengan del Reino Unido.

En cuanto a la tripulación, si bien no hubo confirmación oficial por parte de la aerolínea, las fuentes dijeron que “probablemente” quedasen en un lugar aislado del aeropuerto, tras haber sido sometidos también al test, hasta la hora de partir de regreso al Reino Unido y evitar así tener que permanecer en Buenos Aires una semana de cuarentena.

La decisión de armar “una especie de burbuja” con los pasajeros provenientes de Londres, estuvo favorecida por el hecho de que, con posterioridad a este vuelo, estaban previstos otros cuatro recién después de las 10, lo que daba un margen suficiente como para evitar que los pasajeros de esa aeronave se mezclen con otros, indicaron las fuentes.

El vuelo arribado esta mañana tiene previsto su regreso a Londres a las 14.15 con la nominación BA244 y llevará de regreso a los pasajeros que tenían previsto partir hoy y a la tripulación inglesa que se encontraba en el país y será, hasta nuevo aviso, el último en operar entre Buenos Aires y Londres.

La decisión de suspender los vuelos entre ambos destinos, fue tomada ayer por el Gobierno Nacional “a partir de las recomendaciones de la cartera de Salud”, y adoptada en el marco de las acciones que se vienen llevando adelante en relación a la pandemia de coronavirus, ante la dinámica de la evolución de la enfermedad registrada en países del continente europeo.

Esta medida se emparenta con la que adoptaron países como Alemania, Italia, Bélgica, Irlanda y Chile que suspendieron su vinculación, tanto aérea como terrestre o marítima, con Inglaterra.