La Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA), informa sobre los resultados de la encuesta sobre las expectativas de ventas navideñas 2020, basada en mas de 280 respuestas online y telefónicas.

Tomando en cuenta la información suministrada por las Cámaras de los principales sectores consultados, podemos estimar que en Indumentaria se venderá entre un 50% y un 60% menos que la Navidad anterior por varias razones: entre ellas, hay fábricas que están produciendo mucho menos, y no se pueden lanzar a producir en este contexto de incertidumbre, se desprenderán de algo stock y uno de los principales inconvenientes, tanto para Indumentaria como para Calzado será la falta de disponibilidad de talles.

Si bien se disparó el comercio online, se detectan trabas en temas como la descripción, la disponibilidad, la devolución, el envío y el plazo de entrega, que son fundamentales en este mercado, pero no todos tienen la logística o la capacidad de atención al cliente para responder a los picos de la demanda del ecommerce. Se está detectando un alto precio de los productos, y si bien en los productos importados “no molesta” porque así se potencia lo nacional, en algunas marcas locales los aumentos son xagerados, y no hay mucha disponibilidad ni clima de compras; se estima que viene una compra navideña austera, porque los locales están acturando un 35% menos. Les va mejor a los comercios barriales que a los shoppings, al parecer la gente tiene miedo o dudas sobre los glomeramientos y espacios cerrados y entrar a los shoppings.


Textualmente, se desprende del INFORME SOBRE CENTROS DE COMPRAS A NIVEL NACIONAL – SEPTIEMBRE 2020 de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) que “Vale mencionar que se estaría observando un cambio de comportamiento en parte de la clientela que habitualmente concurría a los shoppings, ya que actualmente prefiere acercarse a los locales sobre la calle/espacios al aire libre o comprar mediante plataformas de e-commerce, dado los efectos de la pandemia en su conducta de consumo. Se puede ver que los shoppings más grandes y tradicionales de CABA y GBA sufren más el impacto de la reducción de la afluencia de personas, mientras que los del interior del país presentan una menor disminución relativa.”

Consultado con la Camara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), nos manifiestan: “A 10 días de la Navidad y con juegos y juguetes que van desde los $250, la Cámara Argentina de la Industria del Juguete se empieza a recuperar resignando rentabilidad aplicando incrementos del 40%, por debajo de la inflación acumulada. La entidad recomienda adelantar las compras para evitar aglomeraciones. Las ventas del sector juguetero en Argentina se activan en tres fechas claves que concentran alrededor del 95% del total del año: (i) Día del Niño, (ii) Navidad y (iii) Reyes. “Tras los desempeños de las temporadas pasadas de Reyes (+2% en unidades) y Día del Niño (+1%), las expectativas están puestas en esta Navidad” manifestó el Presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, Emmanuel Poletto.

“Tenemos buenas expectativas porque las familias casi siempre prioriza el gasto para los más pequeños por lo que el juguete tiene una fortaleza: es el último regalo que se priva”, señaló Poletto. Los rubros que protagonizaran las compras navideñas de este año seguirán siendo los juegos de mesa pero también los juguetes de aire libre como andadores, monopatines, pelotas, inflables, monopatines, globos de agua, barrenadores, lanza aguas y artículos para jugar en la arena como autitos y camiones. Hoy podemos encontrar juegos y juguetes para todos los bolsillos y los de industria nacional, parten de $200 a $250 pesos como las masas de modelar o el slime.


Las estadísticas de la CAIJ indican que el 70% de las transacciones en jugueterías se realizan actualmente con tarjeta de crédito. El consumidor está aprovechando las cuotas del Programa Ahora 12 que se renovó en articulación con la Secretaria de Comercio Interior de la Nación, Dra. Paula Español.”