Ahora el proyecto irá al Senado y el Gobierno espera imponerlo antes que termine el año.

La Cámara de Diputados aprobó este viernes por la mañana en general por 131 votos a favor el proyecto de aborto, mientras que 117 legisladores votaron en contra de la iniciativa y 6 se abstuvieron, tras un extenso debate que se prolongó durante más de 20 horas, mientras manifestantes ‘verdes’ y ‘celestes’ siguieron las alternativas de la sesión durante toda la noche en las inmediaciones del Congreso.

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, que fue una de las promesas de campaña del presidente Alberto Fernández, autoriza a realizar la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14.

Además, reconoce la objeción de conciencia de los profesionales que no quieran realizar esta práctica médica y establece que si una institución privada tiene todos objetores de conciencia debe derivar al paciente a otra sanatorio u hospital.

La sesión especial, que comenzó el jueves poco después de las 11, contó con la asistencia en el palco de invitados de la ministra de Mujeres y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta; la secretaria de Salud, Carla Vizzotti; y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; y el ministro de Salud, Ginés González García, entre otros.

Cuestionamientos a la constitucionalidad del proyecto de ley

La diputada nacional Graciela Camaño, de Consenso Federal, aseguró que la legalización del aborto “es inconstitucional”, dijo que con el debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo “retrocedemos 207 años” y se preguntó: “¿Creemos en serio que estamos ampliando derechos?”, pues la Constitución Nacional defiende la vida desde la concepción. “El aborto podrá ser ley, pero jamás podrá ser justo”, sentenció. ¿En serio creemos que con esta ley estamos ampliados derechos? El aborto es el emergente claro de la falta de educación, oportunidades y violencias contra la mujer. El aborto es aborto, sea legal o ilegal. La solución para la decadencia argentina no puede ser nunca el aborto”, sostuvo.

En el mismo sentido se manifestó la diputada radical por Jujuy Gabriela Burgos, quien expresó su rechazo: “Mis fundamentos son jurídicos, no son morales ni religiosos, sino aquel que establece que la esencia misma del ser humano que dice que existe vida desde la concepción y por eso defendemos el derecho de todos a vivir”.