La Cámara de Diputados protagoniza desde hoy un debate polémico, donde se trata en una sesión especial los proyectos gubernamentales del aborto y contradictoriamente el del “Plan de los 1000 días” que establece una protección integral a la mujer embarazada y al niño hasta los primeros tres años de vida.

La sesión especial comenzó a las 11 y se estima que se prolongará unas 20 horas, con lo cual los proyectos se pondrían a votación en la mañana del viernes.

El proyecto de “aborto express” que el Gobierno prioriza sobre la educación, la salud, las jubilaciones y todos los sectores postergados por la cuarentena decretada en marzo parecería tener mayoría, según fuentes gubernamentales.

De esta manera el gobierno que encabeza Alberto Fernández espera obtener algún beneficio al votar esta ley, recomendada, promovida y avalada por organismos multilaterales de crédito y mostrarla como “un logro” al cumplirse un año de su arribo a la Casa Rosada, sin tener ningún número positivo real que mostrar a la sociedad de su gestión.

El Gobierno muy lejos de buscar el bien común y apaciguar las aguas tras un año caótico, va contra la corriente, según la última encuesta de Giacobbe y Asociados, un 60% quiere que la ley no sea aprobada, un 26.7% se mostró por la afirmativa, el 12.9% dijo no saber, y el 0.4% no sabe o no contesta.

Dictamen del miércoles
El dictamen de mayoría establece que, en el caso de objetores de conciencia de instituciones médicas privadas, ese sanatorio podrá hacer la derivación a un otro establecimiento privado o público para que puedan realizarse la interrupción del embarazo.

Sobre las menores de entre 13 y 16 años que soliciten abortar, el despacho reformó el articulo 8 del proyecto para establecer que deberán estar acompañados por un referente afectivo.

La decisión fue adoptada en una reunión de las comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Mujeres y Diversidades, y Acción Social y Salud Pública, que se realizó en el recinto de sesiones de Diputados para permitir el distanciamiento social impuesto por la pandemia.

El proyecto en el plenario
El plenario fue conducido por la titular de la comisión de Legislación General -que preside Cecilia Moreau, junto a sus pares de Penal, encabezada por Carolina Gaillard, de Salud, conducida por Pablo Yedlin, y de Mujeres, cuya titularidad corresponde a Mónica Macha, todos legisladores del Frente de Todos.

La primera oradora fue la legisladora opositora y vicepresidenta de la comisión de Acción Social y Salud Pública, Carmen Polledo, quien señalo que “resulta extremadamente inoportuno tratar la legalización del aborto no solo por el contexto sanitario sino con los gravísimos problemas que estamos enfrentando”.

“El aborto legal no está en la agenda de nuestras mujeres en estos momentos”, agregó y señaló que “la solución pasa por la prevención del embarazo”.

El presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública, Pablo Yedlin señaló que “es un un tema de salud pública y es importante despenalizar” porque se dará así “un mensaje muy claro en todo el país”.

“El aborto lamentablemente ocurre en la Argentina. No verlo es absolutamente falso. Miles de mujeres a lo largo de estos cien años de Código Penal han interrumpido en la clandestinidad embarazos. Y siguen haciéndolo”, señaló dijo Yedlin.

A su vez, el radical José Riccardo dijo que celebraba que se esté “llegando a este debate” que, agregó, “no hubiera sido posible sin el debate del 2018 realizado en otro gobierno”, al tiempo que pidió que se analice en forma urgente una ley integral de educación sexual.

Entre las organizaciones convocantes se contó Unidad Provida, que nuclea a más de 150 organizaciones de la sociedad civil.

Operativo de seguridad

Mientras tanto, un operativo de seguridad, que contempla la colocación de un vallado que separará la Plaza Congreso en dos, comenzó a ser desplegado en las últimas horas para ordenar las manifestaciones a favor y en contra del proyecto que fueron convocadas para jueves y viernes.

Además del vallado, se colocarán pantallas de video para seguir la sesión que comenzará el jueves y demandará al menos 24 horas.

Tanto desde la Campaña Nacional por el “Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito” como desde la Unidad Provida -que nuclea a unas 150 organizaciones de la sociedad civil- convocaron a manifestarse en las inmediaciones del Congreso, a la espera del resultado de la votación.

Actrices Argentinas reclamó que se trate el proyecto de aborto legal este  año - Télam - Agencia Nacional de Noticias

La convocatoria en las redes
En las últimas horas, los sectores identificados como ‘verdes’ y ‘celestes’ convocaron a manifestarse en las inmediaciones del Congreso para seguir la jornada del jueves y el viernes en Diputados, con vigilias para pernoctar en el lugar, a la espera del resultado de la votación.

Por su parte, la Campaña Nacional por el “Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito” convocó a partir de las 10 del jueves “a una vigilia en inmediaciones del Congreso de la Nación y en distintas ciudades del país rumbo a una conquista histórica”.

En tanto, desde la Unidad Provida -que nuclea a unas 150 organizaciones de la sociedad civil que están en contra de la iniciativa- llamaron a congregarse a partir de las 18 del jueves en la esquina de Hipólito Yrigoyen y avenida Entre Ríos.

“Volvamos a hacer historia. Porque creemos que hay soluciones más humanas. Porque no queremos una ley que descarte personas. Porque queremos que se protejan todas las vidas. Este 10 de diciembre vamos todos al Congreso de la Nación”, publicaron en sus redes sociales con las etiquetas #Salvemoslas2Vidas #LaMayoriaCeleste.