Copa de la Liga Profesional: River no brilló y perdió en su debut por 3 a 1 frente a Banfield

0
38

El equipo de Marcelo Gallardo cayó por 1-3 ante un Banfield que supo darlo vuelta, a pesar de un gol tempranero de Santos Borré, con tantos de Galoppo, Fontana y Pinola en contra.

River Plate sufrió en defensa y perdió ante Banfield por 3 a 1, luego de la polémica por la inhabilitación de su predio, tropezó en su debut en la Copa de la Liga Profesional en el cierre de la primera fecha, en un encuentro correspondiente al Grupo 3, donde el Taladro dio vuelta el resultado con goles de Agustín Fontana, Giuliano Galoppo y Javier Pinola (en contra), mientras que el tanto del Millonario lo marcó Rafael Santos Borré.

Apenas iniciado el partido, el conjunto de Nuñez comenzó ganando con un gol de Borré a los 6 minutos, quien alcanzó a Alario como máximo artillero del ciclo del Muñeco con 41 tantos, y dominó el juego. Pero rápidamente, el elenco del sur reaccionó de manera formidable y dio vuelta el marcador con dos cabezazos: el primero de Agustín Fontana y el segundo de Giuliano Galoppo, a los 18 y 37 minutos respectivamente.

“Hay que felicitar a Banfield que hizo un partido muy bueno. Ejecutaron muy bien el plan de juego, y no lo bajaron nunca, y la calidad del primer gol que hicieron fue notable. Nos viene bien esto para no desenfocarnos de lo que tenemos que pensar”, aseguró Marcelo Gallardo en conferencia de prensa al finalizar el encuentro.

En el segundo tiempo, River continuó sin ideas, no pudo encontrarle la vuelta al partido y jamás pudo encontrar la fluidez habitual en su juego, a pesar de los cambios de esquema de Gallardo a partir de la lesión y salida de una de sus figuras como Ignacio Fernández. Por lo tanto, el gran rendimiento del equipo de Javier Sanguinettise coronó con el gol en contra de Javier Pinola al minuto 62 después de una gran jugada individual de Mauricio Cuero y un error infantil del capitán local junto a Paulo Díaz.

Santos Borré llegó a los 41 goles con la camiseta de River

“Lo importante era saber que cuando tuviéramos la pelota, teníamos que atacar algunos espacios que ellos nos pudieran dejar, tratar de eliminar la línea de pases interna para que ellos no pudieran progresar. Indudablemente, fue un partido casi perfecto, porque para poder derrotar a este tipo de equipos tenés que hacer un partido perfecto. Los chicos lo llevaron a cabo y lo hicieron de gran manera”, afirmó con gran euforia, Javier Sanguinetti, entrenador visitante que se hizo cargo del equipo del sur en julio.

De esta manera, River no pudo conseguir la victoria y festejar en el partido número 300 de Marcelo Gallardo como director técnico del conjunto de Nuñez, pero tendrá la posibilidad de redemirse y recuperarse en la próxima fecha ante Rosario Central en el partido del próximo sábado a las 21:15, también en el Estadio Libertadores de América.