Copa Sudamericana 2020: Independiente ganó con lo justo y Unión de Santa Fe perdió como local

0
99

El Diablo de Avellaneda venció por 1 a 0 a Atlético Tucumán, y por otra parte, Unión cayó de local ante Emelec por la mínima y está al borde de la eliminación.

Independiente le ganó 1 a 0 a Atlético Tucumán en el Estadio Libertadores de América gracias a un penal polémico facturado por su goleador Silvio Romero, a los 27 minutos del primer tiempo, y viajará con la mínima ventaja al partido de vuelta de la Segunda Fase de la Copa Sudamericana que se realizará el próximo jueves 5 de noviembre.

El equipo conducido por Lucas Pusineri no lograba encontrar un buen funcionamiento en el primer tiempo ante un aguerrido equipo tucumano, pero logró irse al descanso en ventaja luego de la infracción sancionada en el área por el árbitro uruguayo Christian Ferreyra luego de un despeje del central visitante Yonathan Cabral que finalizó en un choque con el lateral Federico Martínez, quien intentó ganar la posición. Silvio Romeró aprovechó y anotó el único gol del encuentro.

Silvio Romero y el único grito de gol de la noche

“No nos podemos quedar con esa jugada. Hay que pensar que todavía quedan 90 minutos, con un 1-0 abajo. Puede haber sido una jugada polémica. Por ahí desde donde estoy yo veo que le saca la pelota, que por ahí puede haber habido contacto, pero es natural. El árbitro interpretó penal y es el criterio de él. Hay que pensar en lo que viene”, afirmó el arquero del conjunto tucumano Christian Lucchetti, al finalizar el encuentro.

En el inicio de la segunda parte ocurrió el segundo quiebre del partido: expulsión temprana de Ramiro Carrera a los 4 minutos luego de una doble amarilla. En este contexto favorable, el equipo de Pusineri se adueñó del encuentro y convirtió a Luchetti en figura, pero careció de contundencia para poder aumentar el marcador y así poder viajar con más tranquilidad a Tucumán.

En el otro encuentro con protagonista argentino y luego de siete meses de inactividad, Unión de Santa Fe cayó ante Emelec por 1-0 con un gol del uruguayo Facundo Barceló a los 43 minutos del primer tiempo, en una floja presentación y deberá viajar la próxima semana a Guayaquil, Ecuador para jugarse la continuidad en la Copa Sudamericana.

Tras dar el batacazo histórico al dejar en el camino al poderoso Atlético Mineiro, el conjunto santafesino presentó un equipo totalmente distinto, ya que además del estreno de Juan Manuel Azconzábal en el banco de suplentes, sufrió bajas sensibles como las ausencias de Jonathan Bottinelli, Nicolás Mazzola, Ezequiel Bonifacio, Emanuel Cecchini, Jalil Elías, Walter Bou y Federico Milo.

De todas maneras, el equipo del Vasco Asconzábal mostró algunos destellos de buen juego durante algunos minutos al intentar una salida prolija desde su arco y fútbol con buen ritmo pero rápidamente se topó con un conjunto ecuatoriano combativo y replegado que busco adueñarse del encuentro y el marcador.

“El equipo lo vimos entero hasta el minuto 80, por eso no me decidí hacer los cambios. Tuvimos un gran compromiso para defender, hicimos un buen despliegue físico. Fue un partido muy completo, porque para ganar en Argentina hay que cumplir, no es fácil sacar esta ventaja”, se sinceró el director técnico visitante Ismael Rescalvo, tras el triunfo que lo acerca a la clasificación a la próxima fase.