6 consejos para protegernos bien del sol

0
51

Aunque nos puede gustar tomar el sol en verano y disfrutar de la playa o la piscina, debemos protegernos de las radiaciones, puesto que los rayos UVA y UVB causan daños en la piel, también la de los niños. Sin embargo, si nos exponemos al sol de manera moderada, nos ayudará a sintetizar la vitamina D, necesaria para nuestro organismo. 

Como posibles afectaciones en la epidermis (UVB) o la dermis (UVA) a tener en cuenta, se pueden producir quemaduras, fotoenvejecimiento o, a un nivel más grave, incluso padecer cáncer. Es importante encontrar un equilibrio saludable, ya que todos los fototipos de piel se tienen que proteger.

La radiación solar se mide por el índice UV, que varía según la época del año y el sitio donde vivimos (una buena práctica es consultarlo antes de pasar tiempo en el exterior). Si necesitamos una protección alta o extra, recomendamos un SPF de 50 y con protección contra rayos UVA (indicada en el producto).

En el caso que tengas necesidades especiales como: alergias, piel manchadatatuajes, acné, cicatrices, rosácea (tipo maquillaje), etc. puedes adquirir un producto específico que te garantice una protección completa.

¿Cómo protegernos bien del sol?

Elementos a tener en cuanta si tomamos el sol:

  1. Los días nublados también debemos protegernos, las nubes solo retienen aproximadamente un 40% de la radiación, por eso, aunque parezca que estamos a salvo de las radiaciones, nos podemos quemar.
  2. Hay medicación que puede dar foto sensibilidad, es decir, hacernos más vulnerables al sol. También hay es recomendable evitar los perfumes y cosméticos al ir a tomar el sol, ya que pueden favorecer alergias solares.
  3. Al elegir una crema solar hay que tener en cuenta si son water resistant o waterproof, ya que no es lo mismo. Las cremas solares water resistant mantienen su eficacia hasta 40 minutos de inmersión, en cambio, las waterproof resisten hasta 80 minutos de estar en el agua.
  4. La hidratación y la nutrición son muy importantes. Beber agua e ingerir algunos tipos de alimentos nos pueden ayudar a protegernos. Las zanahorias y los albaricoques, por ejemplo, contribuyen a producir más melanina. También los tomates cuidan nuestra piel después de tomar el sol.
  5. De un verano a otro, puede que la crema solar haya caducado, comprueba su estado antes de usarla.
  6. Las personas de más de 50 años deben extremar las precauciones, porque la piel pierde espesor, y la producción de melanina es desigual.

¡Disfruta del sol sin preocuparte por nada!