El 60,5 por ciento de los comerciantes prevé que sus ventas para el primer trimestre de 2021 serán inferiores a las registradas durante el mismo período del último año, mientras que un 28,9 por ciento estima que logrará superar el promedio de unidades vendidas del año anterior, según se desprende de un relevamiento elaborado por la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA).

Según la encuesta online y telefónica, de la que participaron 60 centros comerciales porteños, para aumentar el porcentaje de unidades vendidas la principal variable a considerar este año será la reducción de las cargas sociales. Además, los encuestados señalaron que, otro de los factores a mejorar, serán la presión impositiva y la inflación.

Del mismo modo, bajar el déficit fiscal, corregir la volatilidad del tipo de cambio, reducir las tasas de interés y aumentar el financiamiento a través de créditos para las Pymes son las otras variables mencionadas por los comerciantes como fundamentales para que las ventas mejoren este año.

En esta misma línea, la continuidad del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), impulsado por el gobierno nacional, será fundamental para sostener las fuentes de trabajo y ayudar al comercio Pyme, uno de los sectores más golpeados por la crisis ocasionada por la pandemia.

“El 2020 fue un año sumamente difícil para nuestro sector pero, desde la Federación, buscamos llevar herramientas que permitieran apuntalarlo. En los últimos meses, la actividad comercial comenzó a reactivarse lentamente y la llegada de la vacuna a nuestro país nos da un atisbo de esperanza para este año que recién comienza” indicó el titular de FECOBA, Fabián Castillo. Además, remarcó “será fundamental sostener y proponer diversas herramientas que permitan incentivar el consumo y así, de a poco, mejorar las expectativas de nuestro sector”.