Con una batería de iniciativas, el objetivo del organismo es buscar que las empresas de tamaño mediano y los emprendedores se financien en el mercado de acciones.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) puso este lunes en marcha el Programa de Impulso a la Apertura del Capital (PIAC), una iniciativa con la que pretende incorporar al mercado de capitales a empresas que en la actualidad no participan, para que puedan conseguir financiamiento a través de la emisión de acciones o deuda de una forma más sencilla.

El Programa dispondrá de una serie de nuevos regímenes y herramientas, algunos ya disponibles y otros en proceso de consulta pública, para que emprendimientos, pymes, y hasta empresas consolidadas con necesidad de financiamiento, nacionales y extranjeras, elijan el que mejor les aplique.

“Este programa forma parte de un proceso de trabajo vinculado a facilitar el acceso de empresas con diversos perfiles en la actividad productiva, para que, desde le mercado de capitales, podamos trabajar con mucho más énfasis a la apertura de capital”, señaló el presidente de la CNV, Adrián Cosentino, en la presentación del PIAC.

El objetivo del programa es dar soluciones a empresas, para que puedan financiar sus negocios y crecimiento a través del mercado de capitales y que, al mismo tiempo, dote de una mayor profundidad, integración y alcance federal al mercado local.

Actualmente, el volumen de compañías que cotizan en el mercado de capitales argentino no es representativo de los rubros que hay en el país, por lo que con esta iniciativa se pretende aumentar tanto la cantidad como los sectores de la economía que operan allí.

Entre las alternativas del PIAC se incluyen los regímenes diferenciados para empresas medianas, con menores requisitos y condiciones que el régimen general y mayores límites de facturación que el régimen pyme, apuntado a empresas medianas y familiares.

El Directorio de la CNV en la presentación virtual

Aunque está sujeto a cambios, el nuevo Régimen Diferenciado Intermedio de Oferta Pública (RDI) exceptúa del pago de la tasa de fiscalización y control a las entidades que califiquen como pyme; establece un plazo de gracia de un año para presentar los estados financieros preparados de acuerdo con la normativa vigente; y estipula un nuevo límite al monto de endeudamiento.

Sobre este último punto, la actual emisión de deuda por parte de pymes es de hasta $ 900 millones, mientras que con el RDI las emisiones estarán atadas a UVA por un valor actual de hasta $ 2.000 millones, aunque se irá actualizando con el precio de la UVA.

“Muchas empresas usan el régimen Pyme pero, si esa empresa es exitosa y crece, se pasa del nivel de facturación y no pueden seguir usándolo. Por eso, como el salto es muy grande para pasar al régimen general, el RDI ofrece un escalón intermedio con una menor carga administrativa y de costos que las del régimen general”, explicó, Matías Isasa, director de la CNV, durante la presentación virtual.

El programa incluirá también un nuevo régimen de Vehículos de Inversión Colectiva de Capital Emprendedor y Capital Privado, que busca apoyar la formación de fondos o incubadoras de proyectos, facilitando el financiamiento de emprendimientos o empresas en su etapa inicial de desarrollo.

Al respecto, Isasa sostuvo que “el programa tiene la intención de ser muy amplio” y que incluirá también modificaciones en el sistema de financiamiento de Crowdfunding, que permite a inversores de riesgo invertir entre distintos proyectos, emprendimientos y empresas que buscan financiamiento a cambio de una participación en su capital.

“Vemos que los límites de inversión hacen inviable al régimen tal cual está hoy. Por eso estamos planteando una revisión y sacaremos una nueva consulta pública para revisar el régimen, de forma tal de hacerlo más eficiente para financiar emprendedores”, amplió Isasa.

El PIAC incluirá también un nuevo régimen de Fondos de Inversión de Acciones de Baja Capitalización y un Convenio de doble listado con mercado del exterior. A partir de este martes se abrirá un período de 30 días de consultas públicas para escuchar propuestas y debatir con los diversos actores tras la publicación en el Boletín Oficial de ambas resoluciones aprobadas.