El Xeneize cayó como local ante Talleres por 1 a 0, mientras que el Diablo de Avellaneda empató con Defensa y Justicia sin goles, Argentinos ganó de visitante a Estudiantes por 1 a 0 y Huracán venció 3 a 2 a Gimnasia.

Boca Juniors mostró su peor versión en lo que va de la Copa de la Liga Profesional y perdió por primera vez en el año, al caer por 1 a 0 frente a Talleres que se llevó los tres puntos a Córdoba gracias a un gol de Joel Soñora, hijo de la gloria boquense, y de esta forma le arrebata el liderazgo al conjunto de Miguel Ángel Russo que queda en la segunda posición con 6 unidades, y la visita con 7.

En las alineaciones se dio la siguiente curiosidad: Nahuel Tenaglia y Joel Soñora (no llegaron a debutar), Juan Cruz Komar (5 partidos), Franco Fragapane (4), Tomás Pochettino (1) y Mateo Retegui (1) formaron parte de la cantera boquense pero ahora defienden, y de gran manera, los colores del conjunto cordobés.

En el arranque, la historia del partido pudo haber cambiado radicalmente: apenas tres segundos después del silbato inicial de Germán Delfino, Carlos Tévez metió un planchazo en la pantorrilla derecha de Tomás Pochettino, en una clara jugada de expulsión pero que el árbitro solo castigó con tarjeta amarilla. El nerviosismo del local volvió en los minutos finales, donde fueron expulsados Obando e Izquierdoz.

El elenco de Russo sintió la ausencia de Edwin Cardona, Jorman Campuzano y, principalmente, la de Eduardo Salvio, lo que provocó una notable carencia de creatividad de mitad de cancha en adelante. Sólo una jugada tuvo el local en la primera mitad, cuando a los 36 minutos, Soldano aprovechó un centro de Más desde la izquierda, pero su buen cabezazo con pique al piso fue desviado por Caranta.

En la segunda etapa, Boca exhibió una leve mejoría con los ingresos de Obando y de Ábila que le dieron frescura al ataque xeneize pero las ausencias anteriormente mencionados pesaron mucho más. Cuando se empezaba a consumar el empate, una precisa y veloz pared entre Soñora y Valoyes rompió el marcador tras una débil salida Agustín Rossi. De esta manera, Boca perdió la cima de su grupo, terminó el invicto de 15 partidos de Russo, y recibió su primer gol en lo que va del año.

“Estoy muy feliz por el triunfo. Los jugadores hicieron un gran partido. Detrás de esto hay un equipo de trabajo, Talleres es una institución muy seria. Hay mucha confianza, trabajo, fe y compromiso”, aseguró un feliz Alexander Medina, en la conferencia virtual post partido, luego del triunfo de su equipo, producto de un proyecto interesante que mezcla muchos juveniles y hombres de experiencia.

Por otra parte, Defensa y Justicia e Independiente empataron sin goles en Florencio Varela, en un encuentro con pocas chances de peligro y mucha fricción y discusiones, donde ninguno se fue conforme, pero el conjunto de Avellaneda lidera parcialmente el Grupo 2 con 5 unidades, a la espera del partido entre Colón y Central Córdoba de este lunes.

En la previa del partido, se vieron múltiples abrazos entre las delegaciones por el pasado de varios jugadores en ambos equipos pero cuando sonó el silbato inicial las señales de afecto le fueron dando paso a los roces y a las infracciones, por la superpoblación en la mitad de la cancha y la poca creatividad a la hora de generar juego. Apenas una aproximación de Soñora, un disparo cruzado de Braian Romero apenas desviado y una llegada de Blanco que no supo definir fue todo el peligro generado mutuamente en el primer tiempo.

En el complemento, Independiente salió con mayor determinación pero le faltaba sostener esa búsqueda con llegadas claras, y por ende, Defensa y Justicia se despertó de la mano de Pizzini. El Halcón siguió amenazando pero al igual que su rival, fueron más ganas que ideas. Los cambios de ambos entrenadores tampoco surgieron efecto y el cero a cero se quedó para siempre.

“Nos faltó la última estocada. Al no poder concretar, llevó al equipo a bajar un cambio. Por desgaste y por presión del rival, pero hoy se vio una mejora con respecto a lo anterior y eso nos reconforta. Estamos logrando un equipo sólido, y nos estamos fortaleciendo”, analizó Lucas Pusineri tras el empate en la conferencia virtual.

Por el Grupo 5, Estudiantes de La Plata perdió de local por 1 a 0 ante Argentinos Juniors, por un golazo extraordinario de Damián Batallini, la figura del partido, y sigue sin recuperarse en un torneo donde acumula un empate y dos derrotas, y peligra su clasificación a la Zona Campeonato.

A pesar de que el local hizo un gran mercado de pases, y el visitante mostró un alto nivel en la Superliga 2019/20, ambos equipos llegaban sin goles a favor pero sólo el Bicho de la Paternal cumplió, y el Pincha no frena su caída. De todas maneras, el trámite resultó parejo con un juego friccionado por la imprecisión generalizada y, durante un rato largo se prestaron la pelota y ninguno incomodó a la defensa rival.

En el segundo tiempo, emergió la figura de Damián Batallini, quien recibió por la banda izquierda, enganchó hacia adentro, y sacó un disparo al segundo palo que combinó delicadeza con la potencia necesaria para superar la estirada estéril de Andújar para marcar el 1-0 definitivo. En el cierre, el equipo platense acorraló a su adversario a puro centro e incluso dispuso de alguna chance concreta pero no le alcanzó.

“Nos pone muy contentos esta victoria como visitante ante un rival complicado. Este triunfo nos vino bien por un montón de cosas. Lo necesitaba el equipo y la gente. Hoy redondeamos un partido correcto”, puntualizó Diego Davobe tras el primer triunfo de su equipo en esta Copa local.

En el grupo 6, Huracán derrotó a Gimnasia La Plata por 3 a 2 en el estadio Tomás Ducó, en un vibrante y electrizante partido con goles de Adrián Arregui, Andrés Chávez y Nicolás Cordero, para transformar así en el líder de la zona. Víctor Ayala y Éric Ramírez anotaron para la visita que se fue con las manos vacías.

Desde el arranque, ambos equipos mostraron sus cartas ofensivas y salieron con todo por la victoria pero el que golpeó primero fue el visitante: a los seis minutos, Víctor Ayala logró vencer a Cambeses con un violento remate desde afuera del área. Sin embargo, el Globo reaccionó con un gol de Arregui, a los 38 minutos, tras una pelota parada.

En la segunda parte, Huracán lo daba vuelta, en el minuto 60, gracias a un zurdazo de Chávez pero la alegría no le duró mucho al local ya que Ramírez igualaba el cotejo a los 68, tras un cabezazo luego de un tiro de esquina. Cuando parecía que el duelo terminaba con el reparto de puntos, Cordero, quien ingresó en el complemento, le dio los tres puntos al local tras un impacto de cabeza tras otro tiro de esquina.

“Somos un equipo en construcción pero venimos bien. Ganamos muy bien un partido complicado, el primero en nuestra cancha, y queremos seguir así. Me gusta mucho el compromiso del equipo, que es competitivo y siempre busca el arco rival”, enfatizó el técnico Israel Damonte tras el triunfo que lo posiciona en la cima del grupo tras tres jornadas.