El mediocampista del seleccionado tuvo que abandonar el campo de juego después de un violento choque con Ángel Romero, y el Bayern Leverkusen informó el probable tiempo de rehabilitación.

Exequiel Palacios sufrió una fractura vertebral tras el rodillazo de Ángel Romero en el empate entre la Selección Argentina y Paraguay por 1 a 1 en La Bombonera, y quedó internado en el Sanatorio Finochietto de la Capital Federal, con un diagnóstico publicado por la AFA en sus redes sociales donde indica que sufrió “una lesión ósea de la apófisis transversa de la zona paravertebral izquierda”.

Tras ser reemplazado, derivado a un centro médico y ser sometido a los estudios correspondientes, el futbolista tucumano continuará internado “para controlar su evolución”, informó la AFA este viernes, y además el club dueño de su pase, Bayer Leverkusen, informó a través de su cuenta oficial de Twitter que “se espera que no esté disponible por tres meses”

Todo ocurrió en una jugada intrascendente del partido, a los 28 minutos del primer tiempo, cuando el ex volante de River saltó y cabeceó un balón que fue a disputar Romero, totalmente a destiempo, por lo cual llegó tarde e impactó con ambas rodillas en la espalda de Palacios, que terminó tendido en el césped, visiblemente dolorido y sin poder moverse. Scaloni actuó rápido y decidió que Giovani Lo Celso lo reemplace y fue trasladado en el carro de los lesionados hasta el banco de suplentes.

Pese a la gravedad de la falta, el atacante paraguayo solo fue amonestado y no hubo intervención del VAR para revisar la jugada y modificar la sanción, como sí lo hicieron con el gol anulado a Lionel Messi tras la observación de una falta común de Nicolás González 30 segundos antes de la conversión y, por este motivo, Scaloni hizo una queja con el arbitraje. “Hoy nos quedamos con un jugador afuera varios días o meses por una jugada que no sé la intención, pero el golpe existe y el VAR no revisa. Y lo perdimos a ese jugador”, cuestionó el director técnico.

En redes sociales, ex árbitros argentinos expusieron sus pareceres en la polémica jugada como Javier Castrilli, quien fue el más explosivo de todos al asegurar: “Luego del partido Perú vs Brasil y Argentina vs Paraguay estamos en condiciones de afirmar que el VAR en manos de los árbitros sudamericanos es como darle una navaja a un mono”. Por su parte, Pablo Lunati le restó culpabilidad al juez Raphael Claus y apuntó contra la tecnología: “Muchachos lo que ustedes no entienden es que el árbitro no tiene la culpa, la tienen los árbitros del VAR, que lo llaman por una falta común en la mitad de la cancha! Esto es fútbol. Mas allá que sea Argentina, VAR mata fútbol”.