Boca venció por 2 a 0 a Newell’s en un entretenido partido jugado esta noche en el Estadio Marcelo Bielsa del Parque Independencia de Rosario, por la segunda fecha de la Zona 4 de la Copa de la Superliga, que ahora lidera con seis puntos.

Los goles del equipo que dirige el DT Miguel Angel Russo, que extendió su imbatibilidad a 16 partidos, fueron convertidos por Carlos Tevez, en el primer tiempo, y por Lisandro López, de cabeza, en el segundo.

Newell`s jugó mejor en el comienzo del partido porque sus volantes recuperaban rápido la pelota y le daban buena circulación a través de las combinaciones de “Maxi” Rodríguez -que nunca se sabe de qué juega, pero cada día lo hace mejor-, Pablo Pérez y Aníbal Moreno.

Ese control del balón y del campo le permitió a Newell`s tener una supremacía en el juego asociado con el que se acercó hasta el área visitante, pero careció de profundidad, al extremo que su jugada más clara fue un centro de Mariano Bíttolo desde la izquierda, que rebotó en el cuerpo y en el brazo derecho del colombiano Jorman Campuzano, en una jugada que reclamó todo el equipo local, pero que no pareció penal.

Boca era la antítesis porque no encontraba la pelota en el medio, donde sus volantes y delanteros eran superados con facilidad, y, además, cuando la recuperaba carecía de claridad.

La excepción en el desarrollo del juego fue una ráfaga de dos minutos- entre los 11′ y los 13′, cuando jugaron desde el medio hacia la izquierda, Capaldo se la robó a Moreno, alargó hacia Cardona y este a Tevez, quien enganchó y sacó un derechazo que rozó el ángulo superior izquierdo.

A los 12′ Buffarini metió un buen centro desde la derecha, Tevez lo anticipó a Guanini y metió un cabezazo al medio del arco, que Aguerre salvó al córner.

Y a los 13′ tocaron por la derecha del área Salvio y Tevez, quien la jugó hacia atrás para Villa, pero Gentiletti salvó su remate.

Newell`s volvió a dominar el juego, pero sin generar llegadas, hasta que a los 40` Boca comenzó a ganar el partido cuando Pablo Pérez perdió una pelota por un error no forzado en el medio y Eduardo Salvio la metió justa para el solitario pique de Tevez por la derecha del área, quien eludió al arquero y definió con el arco vacío.

Boca se perdió el segundo en el final del primer tiempo, cuando Salvio volvió a dejar solo a Tevez, pero esta vez el arquero Aguerre lo anticipó y se lesionó, al punto que debió dejar el partido y ser reemplazado por Ramiro Macagno.

El complemento mostró otro partido porque Boca se adelantó, controló mejor la pelota en el medio y sacó numerosos contraataques que no pudo definir, entre los que se destacaron un zurdazo de emboquillada de Fabra que Macagno salvó y pegó en el travesaño a los 8′; un mano a mano que Macagno le sacó a Villa a los 13` y un derechazo de Salvio apenas desviado, a los 24`.

Hasta que a los 30` Cardona mandó un córner bárbaro desde la izquierda y Lisandro López la metió de cabeza de emboquillada, en el segundo palo, ante el intento de Tevez, que no alcanzó a tocar la pelota antes de que entrara.

Newell`s buscó con los cambios pero que no generó una sola llegada clara ante un Boca intratable, que se perdió el tercero en un derechazo de Villa salvado por Macagno, a los 33`, y en un furibundo derechazo de Capaldo en el poste izquierdo, a los 39`.

Así, con un juego de menor a mayor, una admirable capacidad para controlar la pelota y el espacio y dos precisas apariciones de Tevez y Lisandro López, uno en cada etapa, a Boca le alcanzó y le sobró para ganarle a Newell`s, casi sin despeinarse.